Ortorexia nerviosa: yonquis de la dieta

Hace unos días, en una charla de restaurante, alguien contó la historia de Jordan Younger, una veganista australiana con un blog muy popular. De personalidad perfeccionista, hace algunos meses empezó a sentirse muy débil, a desarrollar problemas cutáneos y a dejar de tener menstruaciones.

“Padece usted ortorexia nerviosa”, le dijo el especialista al que consultó. Como Jordan, las personas que sufren este trastorno de la alimentación se obsesionan con lo que deben o no deben comer y siguen reglas muy rígidas sobre el estilo de vida y el ejercicio físico. "Me pasaba el día evitando cualquier rastro de productos de origen animal, preparando zumos, ideando en recetas de verduras, corriendo compulsivamente…”, cuenta hoy Jordan. “La idea de comer dejó de ser agradable y se convirtió en una auténtica pesadilla. Tenía en la cabeza cientos de reglas, prohibiciones, peligros, sospechas..."

Ya en 1997, el Dr. Steve Bratman acuñó el término ortorexia nerviosa en su libro Health Food Junkies (Yonquis de la comida sana). Bratman explicaba cómo los ortoréxicos desarrollan una fijación enfermiza por lo que creen que es una dieta sana. “Como consecuencia de su trastorno, evitan acudir a reuniones sociales que implican comer, ocultan sus obsesiones, proponen argumentos éticos para explicar las prohibiciones u obligaciones que se imponen”, añade el experto. Entre un 4% y un 5% de la población juvenil padece trastornos de la alimentación en países desarrollados como el nuestro, en los que la delgadez es sinónimo de autocontrol y éxito personal.

Aunque se han identificado genes que predisponen a estos trastornos (anorexia, bulimia, ortorexia y alimentación compulsiva), esos genes no suponen una sentencia en absoluto, porque solo se activan cuando la persona desarrolla desnutrición”, aclaran los expertos. “Quizá lo peor es que, como la propia desnutrición tiene efectos en la función cerebral y provoca cambios cognitivos que impiden pensar con claridad, muchas personas con trastornos de la alimentación entran en un círculo vicioso del que les cuesta enormemente salir”, añaden.

Hay que aclarar que de ningún modo la dieta vegana conduce a los trastornos de alimentación. De hecho, si una persona que sigue una dieta vegetariana estricta consigue todos los nutrientes que necesita en las cantidades adecuadas (sobre todo, proteína y vitaminas del grupo B, cuyo consumo debe vigilar especialmente) puede vivir muchos años con excelente salud. Los trastornos de la alimentación son consecuencia de muchos factores: genéticos, sociales, psicológicos, educativos... Una alimentación suficiente, variada y placentera puede ser el mejor antídoto frente a ellos.

Ensalada vegan de lentejas con nueces y pasas

Mezcla un bol de lentejas cocidas y aún templadas con 6 nueces picadas, un poco de cebolleta picada y 1 cucharada de pasas de corinto. Aliña las lentejas con una vinagreta preparada con 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de vinagre de Jerez, un hilo de miel, 1 cucharada de salsa de tomate, sal Maldon y pimienta recién molida. Mezcla bien. Aparte, aliña una bolsa de rúcula con un poco de aceite de oliva virgen extra, vinagre de Jerez, sal y pimienta y repártela sobre cuatro platos en forma de corona. Coloca las lentejas en el centro. Adorna con tomatitos cereza.

Autora Marisol Guisasola

Experta en nutrición y salud

Marisol Guisasola
+info
Autora Marisol Guisasola

Experta en nutrición y salud

Marisol Guisasola

Marisol Guisasola Ortiz de Villalba es licenciada en Ciencias de la Información. Experta de referencia en temas de Nutrición y Salud en Mujer hoy desde su fundación en 1999, ha ocupado puestos de dirección en diversas revistas femeninas y colaborado con los más importantes diarios y revistas españolas y extranjeras. Es también autora del libro 'La dieta holística', escrito con el aval y colaboración de la Clínica Universidad de Navarra. Premio Boehringer Ingelheim al Periodismo en Medicina, ha recibido además el Premio Francia de Gastronomía y Chevalier de la Association Internationale des Maîtres-Conseils en Gastronomie.