Si una imagen vale más que mil palabras...

Todavía recuerdo la primera vez que leí 'El Perfume', de Patrick Suskind. Quedé maravillado, sorprendido y a la vez muerto de la envidia ante el talento del escritor para describir algo tan complejo como es un olor. Creo que después de ver su versión cinematográfica quedé completamente convencido de que -en esa ocasión al menos- un adjetivo del libro valía más que mil imágenes de la película, por muy evocadoras que fuesen. 

Y es que el mundo de las fragancias es casi mágico, imposible de atrapar con algún otro sentido que no sea el del olfato. Quizá por eso, hay que reconocerle más mérito todavía al libro que me ha regalado mi amiga Mónica Villar, directora de Comunicación de Perfumes Loewe.



La casa para la que trabaja, celebra su 40 cumpleaños... Y, además de contar con felicitaciones ilustres, ha querido abrir su 'álbum de fotos familiar' para que veamos como han crecido sus esencias y como se han diversificado.



Un recorrido para nostálgicos que me ha fascinado y que me ha descubierto incluso que la casa fabrica una línea de perfumes exclusiva... ¡Sólo para Oriente Medio!!!



Curiosidades a un lado... ¿Por qué nos resultan tan magnéticos los perfumes? ¿Qué tienen que no renunciamos a ellos, a no ser que entremos en verdadera 'economía de guerra'? o ¿Cómo sabemos que hemos encontrado nuestra fragancia? Son preguntas que nos hemos hecho un millón de veces, verdad? Yo, por lo menos... A mí mismo, y lo que es peor, también a Mónica!! Jajajaja! Así que para ayudarme a responder a alguna de ellas, esta semana me ha invitado a conocer las bambalinas de 'su' mundo.



He hecho algunas fotos para que podáis haceros una idea de la precisión con la que trabajan allí y he visto de todo: Pesos, medidas, cámaras de presión para comprobar la resistencia de los envases, en definitiva: sueños envueltos con rigor de laboratorio

Emilio Valeros

Eso al menos es lo que te transmite Emilio Valeros, 'nariz' de la casa, y uno de los dos españoles que se dedican a esto hoy en día en nuestro país.
Escucharle hablar de cómo se prepara la receta -de proporciones exactas- de alguno de sus perfumes, casi hace que desees que te lo sirvan en la mesa. Sobre todo cuando comienza a hablarte de vainillas, mandarinas, limones, canela y demás esencias.

Como en una partitura musical, las fragancias componen toda una sinfonía que se disuelven en alcohol, para que tengan vida. Después se envasan en un recipiente, que termina de definir el carácter del perfume... Y posteriormente se deja en manos del departamento de control de calidad, para asegurarse de que todo sea perfecto.

He sacado algunas fotos de botes, de cierres, de tapones... Para que imaginéis la de posibilidades que se prueban hasta que el resultado es, sencillamente, perfecto.



Y al final, aunque todavía no he conseguido saber por qué nos resultan tan magnéticos, qué tienen de especial para que no renunciemos a ellos o cómo sabemos que hemos encontrado nuestra fragancia... Una cosa tengo clara; "si una imagen vale más que mil palabras, un olor, vale más que mil imágenes"... Quizá ahí resida parte de su misterio.

; )

AUTOR Alberto Herrera

Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y adicto al chocolate.

Alberto Herrera
+info
AUTOR Alberto Herrera

Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y adicto al chocolate.

Alberto Herrera

¡Hola! Me llamo Alberto Herrera. Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y… adicto al chocolate casi desde que tengo uso de razón. Puedo llegar a comer más de una tableta al día, así que con un “overbooking” de endorfinas tan grande me mantengo inmune frente al virus de la envidia. Mis amigos lo saben y por eso, en estos días grises, comparten conmigo secretos, momentos brillantes y más de una juerga. ¡Y yo os contaré muchas de estas cosas a vosotras!.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad