Nadie dijo que ser gurú fuera fácil. Ni si quiera para una estrella de Hollywood como Blake Lively. Como recordaréis, el año pasado la actriz puso en marcha 'Preserve', una web de life&style al más puro estilo 'Goop', by Gwyneth Paltrow.

Coincidiendo con su lanzamiento, Blake Lively ya se quejaba de que Anna Wintour le había obligado a lanzar su web antes de que estuviera lista para hacerla coincidir con una portada de Vogue. Y claro, a Anna Wintour nunca se le dice no.

Ahora Blake Lively ha vuelto utilizar la revista para anunciar que el 9 de octubre echará el cerrojo a su web. Al menos, de momento. "Lanzamos esta página antes de que estuviera lista y nunca cumplió su misión original: no está cambiando la vida de la gente, sea de manera superficial o más profunda. Y esa es la razón por la que puse en marcha esta compañía, nunca quise tirarme el rollo de decir: 'Soy una celebridad y a la gente le importará lo que tengo que decir'.

Desde luego, si el objetivo era tan ambicioso como "cambiar la vida de la gente", lo extraño es que lo hubiera conseguido. Antes de su lanzamiento, Blake Lively insistió hasta la saciedad en que su web sería diferente y especial, que mezclaría filantropía con el comercio artesano y, sobre todo, que no sería una copia barata de ninguna otra web amadrinada por una estrella ni una tienda on-line más. Pero no ha cumplido las expectativas y ella ha sido la primera en reconocerlo.

De hecho, Blake Lively ha tenido la habilidad (o la cara, según se mire) de disfrazar su fracaso de éxito personal. "Nunca pensé que sería lo suficientemente valiente como para cerrar la web y decir: '¿Sabes qué? No he creado algo que esté teniendo el impacto que yo sé que puede tener. Y no voy a seguir ofreciendo un producto del que no estamos orgullosos".

No es fácil triunfar en este negocio cómo han hecho Gwyneth Paltrow y, sobre todo Jessica Alba, cuya empresa de productos para bebés libres de tóxicos, 'The Honest Company', está valorada en más de 1.000 millones de dólares y pronto podría salir a bolsa. De hecho, Vanity Fair incluía a la actriz (¿o debería ser empresaria?) en su número anual dedicado al nuevo 'establishment'. Así de bien le va últimamente a jessica Alba.

Pero Blake Lively amenaza con volver a intentarlo. "Voy a encajar este golpe y la única forma de demostrar que mis detractores están equivocados es volver con un plan que dejará a todo el mundo alucinado. Y yo tengo ese plan", ha dicho. Es decir que 'Preserve' tendrá su versión 2.0 y que Blake Lively no ha renunciado definitivamente a convertirse en una marca rentable. Continuará…

Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía
+info
Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía

Te cuento lo que se dice en los pasillos de los estudios de cine y TV, los hoteles de lujo y los restaurantes de moda de Los Ángeles, la única ciudad capaz de ser decadente de día y glamurosa de noche.