Jessica Chastain vs Jennifer Lawrence, ¿pelea de gatas?

A falta de “Brangelinas” para dar colorido al circo de la temporada de premios (o "Award Season", empecemos a hablar con un poquito de propiedad), este año hay poca carnaza sobre las alfombras rojas. Así que los tabloides, aburridos del 'fair play' que tan pocas revistas vende, han decidido fabricar una historia de rivalidad para darle un poco de vidilla al asunto.

Cuenta el National Enquirer que Jessica Chastain, nominada por su trabajo en 'La noche más oscura', está celosona. Que no le sentó nada bien que Jennifer Lawrence se llevara el premio del Sindicato de Actores (repasando el vídeo su sonrisa, efectivamente, resulta algo postiza) y que teme que la jugada vuelva a repetirse en los Oscar.

Para más inri, Lawrence metió el dedo en la llaga cuando en su aparición en Saturday Night Live bromeó con el asunto: “Jessica Chastain, no vas a ganar el Oscar bajo mi vigilancia. En 'La noche más oscura' tú cazas a Bin Laden. ¿Y qué? Yo en 'Winter’s bone' cacé una ardilla y luego me la comí. ¡Supéralo!”. Cuenta la misma publicación que a Chastain la broma no le poca gracia.

¿Hay que creerse el chisme? No necesariamente. Para empezar, porque todo lo que publica el Enquirer, la revista más sensacionalista del quiosco americano, hay que ponerlo en cuarentena por pura higiene mental. También porque el blanco de la noticia son las dos actrices más deseadas de Hollywood en este momento. Vaya casualidad. Chastain es el glamour, las tablas de Juilliard, la intensidad, la nueva Meryl Streep; Lawrence es natural, joven, guapa y tan versátil que lo mismo se marca una saga adolescente que un drama costumbrista.  

Además, no acabo de creerme que Chastain, que en persona es encantadora y enfermizamente tímida, sea capaz de matar a una mosca. Mucho menos de declararle la guerra fría a una amiga. Para zanjar el asunto, la actriz ha desmentido el cotilleo dando, de paso, una lección de urbanidad. “No podemos perpetuar el mito de que las mujeres no se apoyan las unas a las otras. Cada vez que una actriz es reconocida por su trabajo, yo me alegro. Cuantas más interpretaciones femeninas brillantes haya, más público demandará historias sobre mujeres en el cine”. Amén hermana.

Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía
+info
Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía

Te cuento lo que se dice en los pasillos de los estudios de cine y TV, los hoteles de lujo y los restaurantes de moda de Los Ángeles, la única ciudad capaz de ser decadente de día y glamurosa de noche.