Surfeando que es gerundio

  • El surf es el deporte estrella en Los Ángeles y son muchos los famosos que lo practican, nuestra Espía hoy nos habla de este deporte y nos recomienda un documental para motivarnos a deslizarnos sobre las olas. 

Caigo en la cuenta de que, después de varios meses escribiendo este humilde blog, no le he dedicado ni una sola línea al deporte autóctono: el surf. Así que vamos a arreglar el entuerto. Confieso que solo puedo hablar de oídas: lo intenté una vez y casi parto por la mitad la tabla de mi amigo. Pero uno de mis propósitos para este verano es probar de nuevo. Lo que está claro es que el surf es un deporte que requiere paciencia.

Lo sé porque veo a mis amigos practicándolo desde hace años y, aunque se divierten y disfrutan chapoteando en el agua, lo máximo que consiguen hacer es ponerse de pie de vez en cuando. Lo de dominar la ola y contonearse sobre la tabla todavía no lo tienen dominado… Tiempo al tiempo.



Además de la playa de Topanga, en Malibu, donde suelen surfear Matthew McConaughey, Liev Schreiber y otras estrellas aficionadas, al sur de Los Ángeles las playas de Orange County, como Huntington Beach y Newport Beach, son una meca para los surferos de medio mundo. Y un pelín más al sur, en la carretera que llega hasta San Diego, está la playa de San Onofre.

San Onofre es especial por varias razones. Para empezar, porque estropeando el idílico paisaje, en los años 60 se construyó allí una central nuclear. La buena noticia es que está en pleno proceso de desmantelamiento. Pese a todo, San Onofre es conocida por ser una playa legendaria para los amantes del surf desde los años 40. De hecho, fue durante un tiempo el centro logístico de la estrafalaria familia Paskowich, protagonista del documental de 2007, Surfwise.



Os hago un resumen porque la historia no tiene desperdicio. Doc Paskowith era un prominente médico asentado en Hawaii y educado en Stanford que, después de dos matrimonios fallidos y una carrera prometedora, decidió cambiar radicalmente de vida. Conoció a su tercera mujer, empezó a tener hijos con ella y educó a toda la prole (ocho chicos y una chica) a bordo de una caravana. Vivían como nómadas y viajaban en busca de olas. Los padres no trabajaban y los niños nunca pisaron un colegio. Se les conocía como “la primera familia del surf” y terminaron montando una escuela en San Onofre.

Los problemas empezaron cuando sus hijos, hechos ya unos fornidos veinteañeros, decidieron revelarse y abandonar el nido. Algunos se dedicaron al surf, otros a la música o la moda, pero casi todos tuvieron problemas de adaptación. Nadie les había preparado para sobrevivir al mundo real. Y es que, para Doc Paskowith que sus hijos nadaran entre tiburones no era un problema; que fueran al colegio, en cambio, podía ser peligroso.

El documental es recomendable tanto para aficionados como para profanos. A mí me ha recordado que debería volver a intentarlo. Ya os contaré si las lecciones de surf me cunden o no…

Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía
+info
Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía

Te cuento lo que se dice en los pasillos de los estudios de cine y TV, los hoteles de lujo y los restaurantes de moda de Los Ángeles, la única ciudad capaz de ser decadente de día y glamurosa de noche.