En la era de los ordenadores, las tablets y los smartphones, la escritura artesanal se abre paso. El arte de saber utilizar la pluma y la tinta recupera su época de esplendor y el sector nupcial continúa siendo uno de sus mejores expositores. 

Invitaciones, seating, cartelería, regalos para los invitados... son solo algunos de los detalles en los que la caligrafía y el lettering se ha instalado con fuerza. Por su atractiva estética y su carácter artesanal, la personalización de este tipo de elementos en un enlace no deja de ganar adeptos para dejar atrás las impresiones de textos en serie. ​

La diferencia entre ambas técnicas nos la explican desde el estudio Three Feelings: "la caligrafía es el arte de escribir de manera artística a partir de diferentes alfabetos (gótico, romano, etc.), que piden del conocimiento de unas técnicas concretas y el uso de pluma y tinta. El lettering, en cambio, va más allá ya que consiste en el arte de dibujar letras, palabras y frases con el objetivo de hacer una composición y conseguir una imagen o póster. En este caso, las herramientas utilizadas son más modernas ya que se pueden usar diferentes tipos de rotuladores, tizas o, incluso, bolígrafos. Además, se puede aplicar sobre diversas superficies como pizarras, paredes o cristales y espejos". ​

Ambas técnicas exigen, además de explorar nuestra parte más creativa, disponer de conocimientos específicos. De ahí que existan kits de aprendizaje como los que ofertan desde Project Party Studio o Happy Letters, o incluso cursos presenciales impartidos por los profesionales de Three Feelings. Después, solo hay dos secretos para ver los resultados: práctica y paciencia

¿Os animaréis a iniciaros en el mundo del 'lettering'? Cuéntanoslo en la página del blog Hasta que la boda nos separe en Facebook.

Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre
+info
Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Superada la prueba, volvería a decir "sí" un millón de veces más. ¿Tu también te casas o tienes boda a la vista? Acompáñame en este espacio sobre ceremonias, vestidos, anillos, banquetes y algún que otro quebradero de cabeza. Escríbeme a bloghastaquelabodanossepare@gmail.com