Ya han pasado 23 días desde que nos dijimos "sí, quiero" y aún estoy que no me lo creo. Recuerdo como si fuera ayer cuando hace un año empecé a escribir este blog llena de ilusiones, nervios y planes para este momento. Parecía impensable que fuera a llegar el día, pero lo hizo. Y fue maravilloso. 

Tengo tantas cosas que contar que no se ni por dónde empezar. Pero todo se resume en una palabra: felicidad. Fue la sensación que tuve desde que los nervios me despertaran a las 6 de la mañana hasta volví a tumbarme en la cama casi al día siguiente. Todo aquello que te advierten al decirte "ese día estarás como en una nube todo el tiempo" o "disfrútalo porque se pasa rapidísimo" es totalmente verdad.

Pasó como un suspiro y todos nos quedamos con ganas de más. Y eso que, como en la vida, hubo algún que otro contratiempo y no salió todo perfecto pero la alegría de ver junto a nosotros a toda la gente que queríamos, verles disfrutar, llorar, reír y abrazarnos como lo hacían, compensó todo. Quisimos que fueran ellos y no nosotros los protagonistas de la boda y lo conseguimos. Logramos crear el clima de agradecimiento que queríamos y que poco a poco iré compartiendo con vosotros. 

Estoy deseando enseñaros todas las fotos, hablaros de la ceremonia, de la fiesta, del vestido, de la decoración, de las sorpresas... así que, ya que habéis tenido la paciencia de esperar hasta la vuelta de nuestra luna de miel (¡¡gracias!!), he decidido ir haciendo una "entrega por fascículos" de la boda. Para no dejarme ningún detalle en el tintero y poder compartir con vosotros un poco de esa felicidad. 

De momento, os dejo con un pequeño adelanto de algunas fotos hechas con cámaras y móviles de los invitados, a la espera de recibir las de los profesionales que nos acompañaron ese día. Espero que os gusten. 

¡Sigue el Blog Hasta que la boda nos separe en Facebook! 



Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre
+info
Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Superada la prueba, volvería a decir "sí" un millón de veces más. ¿Tu también te casas o tienes boda a la vista? Acompáñame en este espacio sobre ceremonias, vestidos, anillos, banquetes y algún que otro quebradero de cabeza. Escríbeme a bloghastaquelabodanossepare@gmail.com