Aquí sigo, a cuatro meses de la fecha y sin zapatos. Algo que no me preocuparía demasiado de no ser porque tengo que ir a la primera prueba del vestido en unos días y aún ando "descalza". Por más que busco, no encuentro ninguno que me convenza... 

Para empezar, sigo sin tener claro si lo mejor es optar por algo clásico y cómodo, o lanzarme al mundo del color. Que mi vestido sea muy sencillo me deja permitirme la licencia de poner la nota en el calzado. Y reconozco que me llama mucho más esta opción, pero tengo miedo de terminar arrepintiéndome en el momento de verlo con el resto del conjunto. 

Quiero algo diferente, pero la linea que separa lo diferente de lo hortera en este tipo de ocasiones es muy fina. De modo que, después de una primera oleada de zapatos blancos, hoy os traigo una selección de modelos más atrevidos. 

No es casualidad que gran parte sean azules. Primero porque es mi color preferido, segundo porque me encanta el empaste con el blanco y tercero porque no hay que olvidar que la novia debe llevar algo azul. La cuestión es, ¿debe llamar tanto la atención? 

Otra opción son los nude (algo más conservadores y perfectamente reutilizables después del gran día), o los que tienen incrustaciones de cristales o strass. Como poco amante de los brillos que soy nunca me hubiera fijado en ellos, pero he de reconocer que hay algunos irresistibles para la ocasión. Eso sí, el precio los convierte a todos en prohibitivos. 

¿Alguna preferencia-recomendación-sugerencia al respecto?

Hazte fan del blog Hasta que la boda nos separe en Facebook.

Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre
+info
Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Superada la prueba, volvería a decir "sí" un millón de veces más. ¿Tu también te casas o tienes boda a la vista? Acompáñame en este espacio sobre ceremonias, vestidos, anillos, banquetes y algún que otro quebradero de cabeza. Escríbeme a bloghastaquelabodanossepare@gmail.com