Consejos de novias para no tropezar con la misma piedra

  • Cuando te enfrentas a algo nuevo, quieres que todo salga bien y no tienes ni la más remota idea de por dónde empezar, lo primero que hacer es pedir consejo. Buscas entre tu gente aquellas personas que hayan pasado por lo mismo para que orienten sobre lo que debes y no debes hacer. En esas estoy yo con todo lo relacionado con la boda, mareando a todas las personas que ya se han casado para que me cuenten todas esas cosas en las que yo no he caído y que resultan tan importantes. 

Una de las frases que más me han repetido en este tiempo es "no te dejes liar". Lo cual, permitidme que os diga, resulta imposible. Todo tu alrededor quiere opinar, y al final, por unos o por otros, te acabas dejando convencer. Sobretodo porque piensas aquello de "total, una no se casa todos los días" y tiras la casa por la ventana. Eso fue precisamente lo que mi compañera Raquel me advirtió antes que nada: "No entres en el juego de es una vez en la vida María, no entres". "Cuando yo me casé, quería llevar únicamente un girasol para acompañar el vestido. Fui a la floristería, me liaron y acabé con un ramo gigante", recuerda entre risas. Y es que, como ella misma me siguió contando, "en cuanto quieres hacer algo fuera de lo clásico no te encuentras más que trabas". 

Aun así, los errores más frecuentes en una boda son aquellos en los que nadie repara. Nos volcamos tanto con algunas cosas que no caemos en las cosas más simples. Dominique, mi encantadora colega del Blog Shopping Philosophy, me ha dado grandes consejos a tener en cuenta como "evita las medias con la banda de silicona, se me despegaron nada más entrar en la iglesia" o "El ramo si es verano mételo en la nevera, una amiga mía llegó al altar con él pocho". También me recomendó aprender a moverme bien con el vestido en alguna de las pruebas: "yo quería bailar vals pero era imposible con tanta capa así que terminamos con una canción lenta y listo"; y vestirme en un sitio con lugar de movimiento para el fotógrafo: "si quieres unas buenas fotos, vete a un sitio con espacio para hacer las fotos, yo fui a un hotel porque en un piso de 60 metros cuadrados es complicado".

Pero si hay algo en lo que, desgraciadamente no voy a poner influir, (por más que me lo hayan advertido varias novias) es en los nervios de los que tendré alrededor. "Intenta tener alguien tranquilo cerca en el momento de ponerse el vestido. En mi caso mis padres estaban de los nervios y si no es por mi hermano, ni me suben la cremallera, ni me colocan el velo!", me explicó Dominique. Hasta mi madre pasó por algo parecido y me lo ha recordado en más de una ocasión: "Tu abuela estaba tan histérica que me hizo salir de casa una hora antes de camino a la ceremonia. Estuvimos tres cuartos de hora encerrados en el coche aguantando el calor, por lo que el sudor me estropeó parte del peinado y el maquillaje". 

Apuntados quedan todos estos y muchos otros sabios consejos que he recibido ( y espero seguir recibiendo muchos más para poder hacer una segunda parte) con el fin de no tropezar una vez más con esas piedras de las que me hablan. Aunque por mucho que lo intente, seguro que soy yo la que dentro de unos años figure en un texto como este con mis propios errores. Y es que si todo fuera tan perfecto, sería tan aburrido... 


¡Sigue el Blog Hasta que la boda nos separe en Facebook!

Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre
+info
Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Superada la prueba, volvería a decir "sí" un millón de veces más. ¿Tu también te casas o tienes boda a la vista? Acompáñame en este espacio sobre ceremonias, vestidos, anillos, banquetes y algún que otro quebradero de cabeza. Escríbeme a bloghastaquelabodanossepare@gmail.com

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad