Toca priorizar

  • El pasado jueves fue día 22, lo que quiere decir que quedan exactamente siete meses para el gran día. Parece mentira lo lejos que veía todo cuando dimos la noticia y lo rápido que está pasando el tiempo. ¡Con todo lo que queda por hacer! Porque aunque nosotros pensemos que vamos sobrados planificando, todavía nos faltan muchos (¡muchísimos!) flecos por cerrar en los próximos meses. Llegó el momento de priorizar. 

Empezamos a planear todo con un año de antelación, y estaba muy claro por dónde había que comenzar: elegir fecha, tipo de ceremonia, lista de invitados, lugar para la celebración... después vendría el vestido (el cual por cierto todavía no tengo decidido) y menú de la boda, pero, ¿y ahora?

Mi novio, que es un gran aficionado a hacer listas interminables cuando tenemos muchas cosas que hacer, elaboró una nueva hace unos días. Salió interminable. Organizar el viaje de novios, comprar los anillos, elegir las invitaciones, contratar fotógrafo... y todo ello sin contar con los pequeños detalles que, aunque sean menos importantes, estamos planificando con la misma ilusión. Es decir, que tenemos tantos frentes abiertos que no sabemos ni por donde empezar. Así que ahí estamos, con una hoja de cuaderno llena de notas de "pendiente", mirando un poco de todo al mismo tiempo y sin plazos fijos a los que atenernos. Vamos, que como reza la sinopsis del blog, el que pensaba que elegir pareja y decir "Sí, quiero" era lo único por lo que había que preocuparse a la hora de casarse estaba muy equivocado.  

Sigue el Blog Hasta que la boda nos separe en Facebook y Twitter

Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre
+info
Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Superada la prueba, volvería a decir "sí" un millón de veces más. ¿Tu también te casas o tienes boda a la vista? Acompáñame en este espacio sobre ceremonias, vestidos, anillos, banquetes y algún que otro quebradero de cabeza. Escríbeme a bloghastaquelabodanossepare@gmail.com