Arranca febrero, y con él llega la primera prueba del vestido de novia. La fecha se acerca, y aun no tengo decidido qué zapatos acompañarán al traje. Mi idea era encontrar algo cómodo, original y en un color que no fuera blanco, pero aún no he tenido tiempo de ponerme a mirar a fondo, así que he decidido empezar por lo fácil y echar un vistazo a los clásicos nupciales. 

Sinceramente pensé que el tema de los zapatos iba a resultar más sencillo. ¿Encontrar un zapato blanco no puede ser tan difícil, no? Pues o yo soy un poco torpe, o no hay mucho donde elegir en este terreno. Están los clásicos stilettos, sin duda los más elegantes, pero también los más incómodos por tener el tacón tan fino y nada de plataforma. En el otro lado figuran los que habitualmente venden en las tiendas de vestidos de novia, de altura media, con un tacón ideal para aguantar horas y horas. Son la opción más lógica, confortables, discretos y con la posibilidad de ser forrados con la tela del traje, pero si no te convencen estéticamente (como es mi caso) pasan a un segundo plano.

De modo que mi búsqueda va orientada hacia un punto medio. La altura y la feminidad de un tacón alto, pero con la comodidad de que éste sea más grueso e incluya también plataforma delantera. En color blanco no he encontrado demasiado a precios asequibles, por lo que no me ha quedado más remedio que investigar entre las propuestas de lo grandes. ¡Qué le voy a hacer si Christian Louboutin, Charlotte Olympia o Jimmy Choo siempre convencen!

Ahora la cuestión es decidir entre ser comedida o decir aquello de "un día es un día". De momento, creo que me tocará seguir buscando y ver si mi primera idea, optar por algo diferente, no era tan descabellada. 

¿Aún no sigues el Blog en Facebook? ¡Hazlo ahora!

Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre
+info
Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Superada la prueba, volvería a decir "sí" un millón de veces más. ¿Tu también te casas o tienes boda a la vista? Acompáñame en este espacio sobre ceremonias, vestidos, anillos, banquetes y algún que otro quebradero de cabeza. Escríbeme a bloghastaquelabodanossepare@gmail.com

Publicidad
Publicidad