El color negro representa poder y nos transmite paz y silencio, protección y misterio. Se asocia con el infinito y la fuerza pasiva femenina, aunque también puede impedirnos que cambiemos y crezcamos como personas, pues nos ayuda a aislarnos y escondernos del mundo. 

Definido como un color sin color o acromático, el negro es la ausencia absoluta de la luz, así como un secundario, ya que es posible obtenerlo a partir de la mezcla de otros.

Asociado al signo de Capricornio, el negro suele ir unido a términos como austeridad, vida interior, constreñimiento, previsión, orden o soledad, y es el símbolo del error, del mal y, en ocasiones simbólicas, algo impuro y maligno. Aunque este color representa la muerte y el miedo ('el futuro se pinta muy negro', por ejemplo), también es una alegoría de la nobleza, la formalidad, la autoridad, la fortaleza, el prestigio, la seriedad y la elegancia.

En heráldica, el negro representa el dolor y la pena, y si hablamos de diseño web, aporta elegancia, y aumenta la sensación de profundidad y perspectiva. Sin embargo, no es recomendable utilizarlo como fondo, ya que disminuye la legibilidad. Es típico su uso en museos, galerías o colecciones de fotos on-line, ya que hace resaltar mucho el resto de colores y contrasta muy bien con tonos brillantes.

En moda, es conocido su efecto 'adelgazante', y es un maravilloso ‘comodín’ que combina a la perfección con colores vivos (naranja, rojo…), aunque no podemos olvidar que en ocasiones acentúa la edad, pues la luz es absorbida. Dior, Versace o Donna Karan han proclamado el negro como sinónimo de distinción, gracia y estilo. Pero, sin duda, fue Coco Chanel con su 'petite robe noir' ('vestidito negro') su gran abanderada. La diseñadora fue la primera en ofrecer una alternativa del largo de los vestidos para las mujeres y, desde entonces, en el armario de ninguna mujer puede faltar un vestido corto de color negro, ideal para cualquier ocasión. En las palabras de Mademoiselle Chanel: "tres cosas necesita una mujer: una falda negra, un 'pullover' negro y el brazo de un hombre al que quiera".

En arte, Auguste Renoir, precursor del Impresionismo, dio su opinión sobre la supresión del negro en el impresionismo por considerarse un 'no-color': "¿Qué el negro no es un color?, ¿cómo puede usted pensar eso? El negro es el rey de los colores".

Y es que el negro no lo dice todo de una vez, sino que deja siempre un aire de misterio. Expresa que deseamos que el otro se acerque, se exponga y 'descubra' nuestro mundo interno y el suyo propio. El negro lo absorbe todo, e induce a los demás a explorarnos, a abrirse, a mostrarse, a confiarnos secretos. Aunque al mismo tiempo hay que evitar el color negro allá donde necesitemos generar un nivel de comunicación dinámico, franco y abierto.

¿Cuándo usar y cuándo no el negro?

SÍ al negro


  • Para una primera cita
  • Para analistas
  • Para una conversación íntima
  • Para seducir

NO al negro

  • Para una entrevista laboral
  • Para vender un servicio intangible
  • Para presentar un proyecto nuevo y audaz 
  • Para convencer a un auditorio

Autora Marisa Gutiérrez

Decoradora y amante del buen gusto en todas sus variantes.

Marisa Gutiérrez
+info
Autora Marisa Gutiérrez

Decoradora y amante del buen gusto en todas sus variantes.

Marisa Gutiérrez

Hola, soy Marisa Gutiérrez. Me conoceréis por el programa “Esta casa era una ruina”, en el que soy la decoradora. Pero en mi día a día me ocupo no solo de embellecer y dar vida a los interiores, sino también de muchos otros proyectos relacionados con la moda, el arte y el estilo. Os invito a conocer mi mundo y a transformar tu entorno con mis trucos y consejos. ¡Bienvenidas!

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad