Alberto de Mónaco y su prometida Charlene Wittstock toman nota para su propia boda. Todas las miradas están puestas en esta pareja.