Uno de los momentos más esperados del enlace real entre Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton era el beso de los recién casados desde el balcón del Palacio de Buckingham.

La pareja salió al balcón por delante de la familia real británica y de la familia de Kate Middleton, recibiendo los gritos y vítores de los presentes.

El momento del beso llegó pasadas las 14:30 de la tarde (13:30 de Londres)... Con cuenta atrás incluida por parte de los novios. Kate y Guillermo se fundieron en un tierno beso ante la mirada de medio mundo y la muchedumbre congregada.

Kate Middleton, radiante de Alexander McQueen, y Guillermo de Inglaterra, estuvieron acompañados en ese momento mágico por sus familias y no pararon de saludar durante todo el acto.

Poco después del beso, Guillermo le pidió a Kate "uno más", a lo que Kate no pudo articular palabra, embargada por la emoción y volvieron a fundir sus labios.

Una imagen que sin duda pasará a la historia como pasó en su momento con el beso de Lady Di y Carlos de Inglaterra en ese mismo balcón hace 30 años.

La boda, a la que acudieron más de 1.900 invitados, fue todo un ejemplo de organización y de puntualidad al más puro estilo 'british'.


Sigue toda la ceremonia al minuto en MUJERHOY.COM, ABC.ES y QUÉ.ES.