La boda real británica, "divorciada" de los derechos humanos

  • "Human Rights Foundation" (HRF) ha denunciado que la boda real entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton está "divorciada de los derechos humanos", ya que ha incluido entre sus invitados a "al menos ocho dictadores".

"Todos ellos representan a gobiernos que están oprimiendo los derechos humanos y negando la democracia en el mundo árabe", afirmó esta organización en cuyo consejo figuran, entre otros, el Premio Nobel de la Paz y superviviente del Holocausto nazi Elie Wiesel y la activista uzbeka Mutabar Tadjibaeva, nominada al Nobel en 2005.

HRF cita entre esos invitados al príncipe heredero de Baréin, Salman bin Hamad, y al de Abu Dabi, el jeque Mohamed bin Zayed al Nahyan; al jeque de Kuwait Sabah al Ahmed al Sabah; a la princesa de Marruecos Lala Salma; al emir de Catar, Hamad Bin Jalifa al-Thani; y a Sayyed Haythan bin Tariq Al Said de Omán, entre otros.
 
"La corona británica ha sido duramente criticada por los medios de comunicación internacionales
por haber extendido invitaciones a estos déspotas que encabezan dictaduras que cometen graves violaciones de derechos humanos contra sus pueblos", apuntó en un comunicado la organización con sede en Nueva York.