Tras la boda del Príncipe Guillermo y la princesa Catalina celebrada en la Abadía de Westminster el 29 de abril de 2011, los duques de Cambridge han hecho llegar a la prensa las fotos oficiales de su enlace.

La princesa Catalina, que llevaba un vestido de Sarah Burton para Alexander McQueen con una cola de 2,70 metros y una tiara que le ha prestado la Reina Isabel II, ha protagonizado la boda del siglo XXI, en donde muchas cosas han roto con la tradición, pero no en el caso de las fotografías oficiales muy tradicionales.