El príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton ya son marido y mujer, tras pronunciar sus votos matrimoniales en la Abadía de Westminste.

Kate Middleton, ya duquesa de Cambridge, sonó con una voz clara en los votos, pero con más signos de nerviosismo que Guillermo de Inglaterra, quien mostró un tono de voz más elevado que el de la joven.

Como se había avanzado, Kate Middleton se decantó por la fórmula que ya había empleado Diana de Gales en 1981 y no incluyó la promesa de "obediencia", sino la de "amar, reconfortar, honrar y cuidar" al esposo, una fórmula más adecuada a los tiempos actuales.

A continuación, Guillermo puso a la novia el anillo que la convirtió en miembro oficial de la Casa Windsor. Siguiendo la tradición, está hecho de oro galés, procedente de la firma Wartski, que se lo ofreció a la Reina Isabel II en cuando se anunció el compromiso el pasado 16 de noviembre.

De testigos actúan los padres y la hermana y dama de honor de Kate Middleton, Philippa, por una parte; y Carlos de Inglaterra su esposa, la Duquesa de Cornualles, y el Príncipe Enrique, por otra.