El Príncipe Guillermo y la ya Princesa Catalina por fin se han convertido en marido y mujer. A las 11 de la mañana, hora británica, Kate Middleton aparecía en la Abadía de Westminster y se producía el primer encuentro entre los novios. ¿Cómo han vivido la ceremonia?

Según dicen quienes saben leer los labios, lo primero que le ha dicho Guillermo a Kate, cuando la novia hacía su llegada al altar ha sido: "estás guapísima". Sin dejar de sonreír desde que ha salido del hotel donde ha pasado sus últimas horas de soltera, la novia le ha dedicado una mirada cómplice, algo que se ha repetido en numerosas ocasiones a lo largo de la más de una hora de enlace.

Miradas enamoradas, sonrisas continuas, confidencias en voz baja... Y, a la salida de la Abadía de Westminster, una protocolaria unión de manos. A la espera del posible beso en el balcón de Buckinham Palace, estas son las mejores imágenes de los novios durante el enlace real.