Kate Middleton brilló con luz propia el 29 de abril de 2011.

Repasamos los momentos en los que su belleza estuvo a la altura del cuento de hadas que protagonizó en Londres junto a Guillermo de Inglaterra.

En todo momento estuvo segura, a pesar del temblor que se deslizó por su voz al pronunciar los votos que la convertían en esposa de Guillermo de Inglaterra en al abadía de Westminster.

En todo momento sonrió, antes de llegar a a la abadía, durante la ceremonia, y una vez convertida en esposa de Guillermo de Inglaterra.

Feliz, radiante, complice con el duque de Cambridge. Todo lució perfecto en el día de Kate Middelton.