El diseñador español Miguel Palacio, que firma el traje de Miriam González (esposa de Nick Clegg) en la boda de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra, ha analizado para Mujerhoy.com los looks vistos en la boda real británica. 

"En general no ha habido nada que me sorprendiera ni me emocionara. Ha sido todo demasiado normal". Así resume en términos de moda el diseñador español Miguel Palacio la boda real de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra.

De la novia, que lucía un vestido de inspiración vintage de Sarah Burton para Alexander McQueen, opina que "iba guapa, porque lo es y tiene muy buenas medidas, pero el vestido no me aporta nada, no me llama la atención. Es muy tradicional y nada extraordinario. Le faltaba personalidad y contundencia porque, por ejemplo, ha lucido un escote que ya está demasiado visto". "Me ha gustado mucho más Pippa", continuaba.

Y es que la hermana de la novia ha sido uno de los focos de atención del enlace real. Después de que los medios ingleses abriesen sus portadas días previos a la boda con un "Guillermo, ¿seguro que has elegido a la hermana correcta?", Pippa ha deslumbrado con un espectacular vestido blanco, también de McQueen. "Me ha llamado mucho la atención que fuera de blanco y de largo", confesaba Miguel Palacio a Mujerhoy.com. "Me hubiera parecido una novia mucho más atractiva que la propia novia". 

Además, mientras Palacio aseguraba que la Princesa Letizia " si no fuera una imagen pública, hubiera pasado desapercibida, pues iba correcta, pero sin mucha personalidad", ensalzaba a Máxima Zorriagueta, "que iba con un tocado muy personal".

Elogios del diseñador también se ha llevado Victoria Beckham, "que iba con mucho más estilo de a lo que nos tiene acostumbrados", y a la que cree que "le ha venido muy bien estar embarazada para su estilismo".

En su lista de "favoritas", la Reina de Inglaterra, de amarillo, que "me ha encantado porque iba con mucha fuerza y muy en su papel"; y las Princesas Eugenia y Beatriz, hijas de los Duques de York, que "iban muy extravagantes y divertidas".

Por último, el diseñador nos ha hablado de Miriam González, esposa de Nick Clegg, a quien le ha diseñado el vestido. "Se le hizo un modelo sólo para ella, pensando en su personalidad, en el evento al que iba a acudir y a que el enlace se celebraba en Londres. Tenía que ser un diseño que resultara elegante y le favoreciera, pero sin caer en excesos".