Sin duda, Pippa Middleton ha sido la gran estrella de la boda de la Princesa Catalina y el Príncipe Guillermo. Después de que se celebrara la boda del siglo XXI, la hermana pequeña de Kate ha sido ensalazada por los medios por su belleza y estilo, pero ahora, toca volver a la normalidad.

La familia Middleton al completo ha abandonado Londres después de los dos días de festejos que han tenido lugar con motivo del enlace real de los duques de Cambridge. Al abandonar el hotel en el que han estado alojados, la joven Pippa se ha mostrado muy sonriente y suelta con los medios de comunicación que los esperaban a la puerta.

Pippa ha elegido para la ocasión un primaveral conjunto de blazier azul Klein, camisa blanca y pantalones pitillo en el mismo tono. Con la melena suelta, la hermana de Kate Middleton ha completado su look con unas sencillas bailarinas y un maxibolso de mano.

Ha nacido una nueva reina... de estilo.