El príncipe Harry y su novia Chelsy Davy salieron de
Buckingham Palace separados, mientras que el príncipe Harry lo hizo en uno de los coches preparados por la organización de la boda, Chelsy Davy salió del palacio de Buckingham en el coche conducido por la Princesa Eugenia en el que también iba al príncesa Beatriz, ambas hijas del Sarah Ferguson y el príncipe Andrés.