La boda de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra ha hecho este año la competencia al mismísimo torneo de Ascot, con un auténtico catálogo de tocados y pamelas muy originales y elaborados que han lucido las ilustres invitadas al enlace real.

Según el protocolo, las invitadas a una boda de día deben ir ataviadas con traje corto y tocado o pamela. Y la boda real inglesa ha sido la "excusa" perfecta para que las mujeres más VIP del mundo se pusieran el mundo por montera. 

Letizia, con un sombrero rosa empolvado de los españoles Pablo y Mayaya, ha sido una de las más discretas a la hora de elegir tocado; al igual que Victoria Beckham, con un look muy "azafata"; mientras que las hijas de los Duques de York, Eugenia y Beatriz; o la esposa de Nick Clegg, Miriam González, no han dudado en arriesgar en forma y color. 

¿Cuál es tu favorito?