mujerHoy

celebrities

¿Por qué Jackie Kennedy sigue siendo un icono de estilo?

El 'look Jackie' nunca fue una moda pasajera, porque ella siempre será eterna. Repasamos su estilo, y te contamos algunas curiosidades sobre su vestidor que te sorprenderán.

Jacqueline Kennedy
Jacqueline Kennedy Archivo

Tras el asesinato en Dallas de JFK el 22 de noviembre de 1963, Jacqueline Kennedy pasó de ser la Primera Dama de Estados Unidos (un título que nunca le gustó) a la 'viuda de América', para años después, tras su matrimonio con el archimillonario Aristóteles Onassis, convertirse en Jackie O. Sin embargo, sea cual sea el apellido que acompaña a su nombre, Jackeline Bouvier siempre será uno de los iconos de estilo más influyentes en la moda femenina.

Impecable. Quizá éste sea el calificativo más acertado para describir el estilo Jackie. Y por eso quizá también, sus looks hayan servido de inspiración a lo largo de los años a millones de mujeres, famosas o no. Su estilo 'lady', sus inconfundibles trajes de chaqueta, sus vestidos y zapatos, sus estilismos al borde del mar, sus tocados y gafas de sol, sus pañuelos a la cabeza, sus peinados, su bolso de Hermès con nombre propio y ese aire siempre “glamouroso” siguen en la cresta de la moda más de cincuenta años después de que llegara a la Casa Blanca del brazo de JFK.

De ella dicen que rompió esquemas con un su estilo único, capaz de lucir jovial a base de piezas clásicas, de ser recatada a la vez que sexy y femenina. Por un lado, el 'tweed' y las perlas eran 'herencia' directa de Coco Chanel, mientras que su gusto por los vestidos 'new look' y los aires 'lady' aún nos recuerdan a la 'revolución' de Christian Dior. Y es que el gusto por la alta costura de París se combinaba con una estética minimalista que le hacían acaparar todas las miradas en cualquier reunión social, sin pecar nunca de extravangante.

Chanel, Givenchy, Valentino (el modisto confesaba hace unos años que "debo mi carrera a Jackie Kennedy"), y sobre todo Oleg Cassini, de quien la Wikipedia dice textualmente que "diseñó los vestidos que ayudaron a que Jacqueline Kennedy fuera la primera dama más glamorosa en la historia de Estados Unidos", fueron los artífices de su look.

¿Una curiosidad? Su estilismo más icónico (y dramático), ese dos piezas rosa con detalles negros que vestía en Dallas el día del fatídico asesinato de JFK, no era de Chanel como siempre se había especulado. Para ira de las damas del Partido Republicano (que no cesaban de criticarla por recurrir siempre a la moda europea), el traje en cuestión era de Chez Ninon, un taller de Nueva York que, según los patrones, directrices y tejidos de la 'maison', confeccionaría los modelos de Chanel para que la Primera Dama pudiera presumir del 'allure' parisino, sin renunciar al 'made in America'.

Sea como fuere, hoy hubiera cumplido 87 años, y aunque hace 22 que el mundo se despidió de su musa, el “look Jackie” nunca fue una moda pasajera. Porque Jacqueline Kennedy, u Onassis, como prefieran, siempre eterna.


Horóscopo