mujerHoy

celebrities | Entrevista

Miki Esparbé

actor

“He crecido con Buenafuente en la televisión”

Miki Esparbé posa para nosotros días antes de la presentación de 'Cuerpo de élite' y nos habla de cómo fue el rodaje de la cinta en la que comparte planos con María León.
Miki Esparbé posa para nosotros días antes de la presentación de 'Cuerpo de élite' y nos habla de cómo fue el rodaje de la cinta en la que comparte planos con María León. valero rioja

Si aun no le conocen, apunten su nombre porque este actor salido de la factoría del Terrat, viene pisando fuerte. Estrena cinta estos días y estará en la comedia por excelencia en 2017.

Su nombre suena con fuerza en este 2016, porque tiene varias películas recién estrenadas o a punto de hacerlo. La última, 'Cuerpo de élite', es una "comedia regional de aventuras", como él mismo la define, y trabaja junto a María León, Silvia Abril y Carlos Areces, entre otros.

Allí, Mike Esparbé interpreta a un agente de movilidad madrileño que forma parte de un grupo destinado a salvar a España de un grave peligro. Aunque antes de eso su currículum incluye series –como 'Anclados' o El 'Ministerio del Tiempo'–, películas –como 'Requisitos para ser una persona normal' junto a Leticia Dolera o 'Perdiendo en Norte'– y hasta teatro, como la obra 'Rey Tuerto'.

Corazón Estrena 'Cuerpo de élite', en la que da vida a un agente de la ley un tanto particular.

Miki Esparbe Sí, interpreto a Santiago Bravo, agente de movilidad madrileño. Y he de decir que su carácter va bastante acorde con su apellido, porque es un tío como echado para adelante, pero no es un chulo de manual

C. ¿Cómo ha sidola relación con el resto del equipo?

M.E. Muy bien. Nosotros fuimos los primeros sorprendidos cuando nos dijeron el reparto, porque es muy dispar, pero lo bonito es que todos trabajamos desde la misma perspectiva. Teníamos claro que esto era una comedia, pero que inevitablemente los conflictos que surgen debían transmitir mucha verdad. Y también la parte de acción la hemos trabajado de esa manera.

C. Tanto que incluso fueron a entrenar con especialistas para prepararse.

M.E. Sí, fuimos a Valladolid, a hacer un entrenamiento intensivo. Nos tendrían que haber visto. Yo creo que esa gente está acostumbrada a entrenar de Vin Diesel para arriba, y ese día abrieron las puertas, entramos nosotros cinco y esa gente debió flipar (risas). Pero fue muy divertido. Aprendimos desde cómo coger un arma y disparar, a tirarnos en la tirolina o colgarnos a lo Misión imposible y caer desde cinco metros…

C. En la película tienen una escena similar. Se sentiría un poco Tom Cruise.

M.E. Sí. Te lo pasas muy bien. Pero es que yo soy muy masoquista, todo lo que implique un punto de riesgo me gusta. César, nuestro jefe de especialistas, que está en las películas de Cruise cuando viene a España, nos contaba que él lo hace todo. Mi curiosidad es saber qué piensa el productor cuando rueda porque debe estar con las manos en la cabeza, diciéndose: «¡por Dios, que no le pase nada, que me quedan tres semanas de rodaje!».

C. Entre sus amigos en esto del cine parece destaca Leticia Dolera: ella le dirigió en 'Requisitos para ser una persona normal' y después usted la dirigió a ella en cortometraje.

M.E. Nos conocimos a raíz de su película, cuando hice el casting y luego rodamos juntos. Yo había visto su trabajo como actriz, pero flipé con su faceta de directora. No sabes cómo maneja al equipo, tiene tacto, es entusiasta y además es capaz de protagonizar y de dirigir. Después, yo tenía en la cabeza una idea para un corto y la llamé. Ella es de esos encuentros en el camino, como puede suceder también con María León, que siguen ahí y eso es muy bonito. Incluso hemos estado escribiéndonos hoy.

C. Muchos le recuerdan por otro cortometraje, el de 'Doble Check', que arrasó en internet.

M.E. Ese fue el primer corto que rodé con mi amigo Paco Caballero. Creo que, junto a Barcelona, noche de verano, es uno de los proyectos que me han abierto más puertas en Madrid. De hecho, directores de casting le preguntaban a mi compañera Marian Hernández por mí. Y eso me abrió puertas. A raíz de ese corto, he podido trabajar más aquí.

C. En su nueva película es un catalán interpretando a un madrileño. ¿Qué hay de cierto en los estereotipos?

M.E. En nuestro sector no hay nada de estereotipos, está todo muy normalizado, es habitual que haya actores catalanes trabajando en Madrid y gente de Madrid trabajando allí… Nosotros, cuando llegamos aquí, somos super bien recibidos. Y también mucha gente de Madrid adora estar Barcelona.

C. Está de estreno, pero ya tiene otras dos películas en camino.

M.E. Sí, y este sábado termino una de las dos. La otra ya está rodada. Una es una película que se llama No sé decir adiós, la ópera prima de Lino Escalera y es una peli con Juan Diego, Nathalie Poza y Lola Dueñas. Ellos son los tres protagonistas.

C. ¿Y la otra película?

M.E. La otra es una producción de Telecinco, que es como la comedia del año, con José Coronado, Javier Cámara y Roberto Álamo, y se llama Es por tu bien. Es una comedia que se estrenará antes del verano. .

C. La única relación sentimental que le conocemos es la que tuvo con Anna Simón. No sé si sabía que hasta tenían un club de fanes de la pareja en Twitter

M.E. ¡Imagínate! No tenía ni idea. De mi vida personal y estas cosas nunca cuento nada. Me parece totalmente anecdótico.

C. Quizá tenga que acostumbrarse a que le pregunten por ello en un futuro no muy lejano.

M.E. No sé. Soy muy reservado para esas cosas, sobre todo porque creo que lo que se ve de mí es mi trabajo. Quiero que se me valore por lo que hago delante de la cámara o encima del escenario. Es una decisión. Hay quien lo enseña y quien no, yo no, en este caso es que no me parece interesante.

C. ¿Está preparado por si llega la fama a gran escala?

M.E. Vivo tranquilo y soy feliz. De momento, el único feedback que recibo es muy bonito, cuando la gente se acerca a saludarte es sinónimo de que les gusta tu trabajo y eso es un regalo. Nuestra profesión sin espectadores no tiene sentido, así que si se acercan, yo soy completamente feliz.

C. Ha pasado por 'El Ministerio del tiempo', que ha sido una de las series más reconocidas últimamente. ¿Es quizá el trabajo que más visibilidad le ha dado?

M.E. Sí, ha sido todo un fenómeno. Y lo que triunfó en taquilla en su día fue 'Perdiendo el norte'. Por eso se me acercó mucha gente. Las series, 'El Ministerio' y 'Anclados', tienen mucho público porque todo el mundo tiene una tele en su casa.

C. ¿Hay posibilidades de que su personaje en el Ministerio tenga continuidad?

M.E. Me haría muy feliz, porque aparte de ser un gran fan de la serie, me gustó el personaje. Y el equipo humano y técnico es brutal.

C. Usted salió de la factoría del Terrat. ¿Cómo es Buenafuente como jefe?

M.E. Pues mira, el primer casting potente que hice fue con él. Fui a hacer un personaje cómico y me entrevistó directamente él. He crecido con Andreu en la tele, en TV3 y luego saltó a la televisión estatal, ahí fue cuando el resto de España le conoció, pero yo siempre he sido fan. Le admiro mucho a él y al Terrat, y he tenido la suerte de trabajar con ellos. Con Jordi Évole, con Corbacho…

C. ¿Comparte con ellos ese punto gamberro?

M.E. Sí. Formo parte de una generación que ha crecido con ellos. Y eso hace que un montón de personas que han mamado eso tenga algo de su humor y de su sentido de la comedia.

C. ¿Existe el humor catalán? Porque ahora parece que hasta para los chistes hay denominación de origen.

M.E. Eso dicen, pero no sé qué decirte, no sé si es muy identificable. Sí que han creado un sello, pero es que en este país hay puntales. A mí me han marcado Martes y 13, y la factoría del Terrat. Pero hay muchos más, como esta nueva generación de cómicos que ha aparecido en los últimos cuatro o cinco años. Cada momento tiene un poquito su sello. Y yo creo que me he nutrido de todos ellos.