mujerHoy

celebrities

Ángela Molina cumple 61 años sitiéndose "bien mimada"

La ACTRIZ, con mayúsculas, llega a los 61 años con el Premio Nacional de Cinematografía recién recibido, una gran familia -formada por sus cinco hijos y su centenar de películas, a las que considera como tal- y, como no, su naturalidad y sencillez.

Angela Molina durante la entrega del Premio Nacional de Cinematografía.
Angela Molina durante la entrega del Premio Nacional de Cinematografía. Gtres

Dejó de pintar cuadros en Ibiza para trabajar con Buñuel y aquí comenzó todo. Pero Ángela Molina, que hoy 5 de octubre cumple 61 años, ya se miraba de pequeñita al espejo del ascensor, no por coquetería, sino para contar historias que no eran suyas.

"Soy una naciente señora que tiene la suerte de estar desarrollando trabajos que me interesan, relacionados con la humanidad" y la suya conquistó al público hace 39 años. Innumerables son los personajes a los que ha dado vida tanto en teatro, como en cine y televisión. No en vano le cantanban nanas entre bambalinas mientras su padre, Antonio Molina, estaba sobre el escenario. "Tuve simbiosis con mi padre, fue mi inspiración. He sido una enamorada de él y él ha sido mi papá de mi alma. Fui la reina en mi casa durante seis años, luego se me quitó el reinado al llegar mi hermana. Pero seguía prefiriendo irme con él antes que de vacaciones". Y ese amor le hizo actriz protagonizando títulos desde 'Ese oscuro objeto del deseo' -de Buñuel y que la convirtió en estrella con 22 años- a 'El último traje' ,de Pablo Solarz, pasando por 'Carne Trémula', de Pedro Almodóvar.

Al amor que le hizo actriz se le unió el que la convirtió en madre. Ángela ha estado casada en dos ocasiones. La primera, con el fotógrafo Hervé Tirmarché,de cuya unión no solo dio buena cuenta la prensa de la época, sino que también nacieron Olivia, Mateo y Samuel. Y la segunda, con Leo Blakstad, Pou para los amigos, un empresario canadiense con quien ha tenido a Antonio y María, que nació hace catorce años, poco antes de que Ángela se convirtiera en abuela. La benjamina de la saga ya tiene "el discurso para el Goya", por lo que, como Olivia, seguirá los pasos de su madre.

La confianza en su pasión es la raíz de su éxito personal y profesional y el secreto para convertir todo en un proceso sano y natural. Sobrepasada y conmovida recogía el pasado 17 de septiembre el Premio Nacional de Cinematografía en San Sebastián. Allí recordó a la niña que hablaba sola ante los espejos, quien se siente aun "bien mimada". Esperemos que así siga siendo. ¡Felicidades Ángela!

Las Cosas del querer