mujerHoy

celebrities | Opinión

Italia, pasta y cultura

Anne Igartiburu

Anne Igartiburu nos trae esta semana una reflexión cultural.

Un titular llamó mi atención hace unas semanas y lo cierto es que no he notado que en nuestro país haya tenido la repercusión que debería, desde mi punto de vista. Quizá no interese compararnos, pero sí hacer algo de análisis. Me refiero a la medida tomada por el gobierno de Matteo Renzi, el llamado 'bono cultura'. Se trata de un cupo de 500 euros que cada joven italiano o con permiso de residencia que cumpla este año 18 años pueda disfrutar en materia cultural. Es decir, que todos los jóvenes italianos –casi 600.000– podrán invertir en riqueza de conocimiento cultural, a través de esta ayuda: entradas para teatros, cines museos y libros, entre otras actividades.

Sí, habéis leído bien. El gobierno invierte en cultura a través de fomentarla en los jóvenes, como si parte de su patrimonio se tratara. Y por si fuera poco, lo quieren hacer extensible a profesores en un futuro. Os prometo que cuando lo escuché en la radio no daba crédito y me pareció interesante. Una inversión de casi 300 millones de euros al año por parte del estado para crear el mimbre mínimo necesario y construir un futuro de inquietudes creativas y emocionales fundamentales, e imprescindibles también a mi modo de ver, para crecer en muchos sentidos que son difícilmente medibles en resultados económicos.

Me parece una decisión valiente y sabia"

No sé cuánto de efectiva y bien organizada puede ser esta alternativa. Me parece una decisión valiente y sabia. Quizá sea posible también en España. Será la situación extraña –por llamarla de alguna manera– que vivimos en todos los ámbitos, con un gobierno ausente y una crisis económica que a la fuerza fomenta valores que hasta ahora se mantenían dormidos. Pero intuyo que habrá cambios. Tal vez soy demasiado optimista, sé que lo estáis pensando... Y también sé que nunca es suficiente, pero presiento un clamor general, que es el camino natural en este país que vivimos, tan vivo en arte y sentires evidentes.

El gobierno italiano asegura que quieren fomentar «el consumo de la cultura para el enriquecimiento personal y para fortalecer el tejido social del país». Busco información sobre lo que sucede en el nuestro. Descubro que frente a quien asegura que España ha subido por primera vez su inversión en Cultura desde 2010, hay quien publica que es el país europeo que más ha recortado en esta materia desde 2011. Todo es relativo, está claro, y en cuanto a cómo gestionar la cultura, mucho más.

Porque al final ¿qué es cultura? Difícil responder, incluso describir qué lo es. Lo que sí sabemos y sentimos es que esta generación merece todo. Nuestros jóvenes se demuestran a diario su compromiso con la cultura en general y que en contra de lo que dicen muchos, tenemos una masa joven valiosa y sedienta de experiencias.

Quisiera pensar que es una decisión de cara al futuro, con consecuencias para generaciones venideras. Tomamos nota.