mujerHoy

celebrities

David Beckham: ¿farsante o caballero?

Su imagen de buen chico ha sufrido un duro golpe. La filtración de unos correos electrónicos parecen demostrar que utilizó a UNICEF para conseguir el título de Sir. Y lo peor podría estar aún por llegar…

Un millón de libras le hubiera ahorrado este mal trago. Un minucia para él, si tenemos en cuenta que su fortuna se calcula que asciende a 500 millones. Pero su negativa, o la de sus representantes, a pagar el chantaje de unos hackers le han situado en el disparadero, tanto a él como al inmenso negocio que se mueve en torno a su marca personal.

Los piratas informáticos accedieron a los servidores de Simon Oliveira, su relaciones públicas, y la imagen que se desprende de los mensajes entre ambos y el agente del exfutbolista dista mucho de la que hasta ahora conocíamos. Esto es, incluso, peor y más destructivo para el héroe del pueblo británico que cuando Rebecca Loos, su asistente personal, apareció en todos los medios contando lo que había pasado entre ellos.

Ahora, hemos descubierto que hay un obsesión que domina la vida de Beckham: convertirse en Caballero de la Orden del Imperio Británico, lo que implica utilizar el título de Sir. Estuvo a punto de conseguirlo en 2014, pero sus problemas con los impuestos se lo impidieran. "Son una panda de c… Si fuera americano tendría algo parecido hace ya 10 años", escribió el aspirante a tan alto reconocimiento sobre el comité encargado de concedérselo. Más duro fue con la cantante de ópera Katherine Jenkins que sí logró lo que él deseaba: «¿Qué ha hecho ella? Cantar en el rugby, visitar a las tropas y admitir que había tomado coca. Es una p… broma».

Solidaridad en entredicho

Una vez asumido el golpe decidió seguir intentándolo y por consejo de Oliveira se volcó en las causas benéficas, en especial con UNICEF, aunque sin demasiado convicción, como ponen de manifiesto distintos mensajes en los que los empleados del relaciones públicas se quejan de que Beckham lo vive como "una carga", mientras ellos no hacen otra cosa que "inventar acciones benéficas para que él quede bien".

También se han conocido sus poco solidarias exigencias al pedir, por ejemplo, a la organización benéfica que le pagara un billete en clase 'business' –más de 7.000€– o que le cambiaran del hotel de cinco estrellas en el que se alojaba a un resort más lujoso en Camboya. "No quiero poner mi dinero personal en esa causa. Ese p… dinero es mío", llega a responder en otro correo cuando le piden que contribuya con un millón de dólares a una cena benéfica. Y lo mismo podría decirse de su implicación en contra de la independencia de Escocia durante la campaña del referéndum: era más obsesión por conseguir el título que convencimiento.

Son unos mails privados que han sido manipulados"

UNICEF, por su parte, ha salido en su defensa, y el portavoz del antiguo deportista ha asegurado: "Esta historia está basada en material obsoleto y sacado de contexto, unos e-mails privados han sido manipulados".

Quizá en previsión de lo que se les venía encima, y para blanquear su imagen, pocos días antes de que estallara el escándalo. el matrimonio Beckham hizo pública la cantidad de impuestos que paga: nada más y nada menos que 25.000 euros al día. Aunque lo peor podría estar por llegar si se filtran más mensajes referentes a otros temas. "David tiene miedo de que se conozcan detalles muy personales, porque él suele hablar de manera abierta sobre las cosas que le pasan", asegura a 'The Sun' una fuente cercana al exfutbolista y ha avisado que "puede haber más material embarazoso en esos correos". Lo que parece claro es que puede olvidarse del título de caballero.

Seguro que también te interesa...

Los Beckham renuevan sus votos matrimoniales

David Beckham, embajador mundial de Biotherm Homme


Horóscopo