mujerHoy

celebrities | Entrevista

María Adánez

actriz

Empiezo a tener la vida que quería

María Adánez posa en la alfombra roja de los Premios Feroz 2017.
María Adánez posa en la alfombra roja de los Premios Feroz 2017. gtres

María Adánez está en racha: se estrena en el 'Ministerio del tiempo', obra de teatro sobre las tablas y acaba de presentar a su nuevo amor en las redes sociales.

La actriz regresa a TVE como Duquesa de Osuna en 'El Ministerio del Tiempo', se transforma en femme fatale en los escenarios gracias a Lulú, la última obra teatral de Paco Bezerra, y presenta en Instagram a su nuevo amor. Vive una de las etapas más felices de su vida.

Hablamos con ella sobre este momento dulce que atraviesa.

Corazón Estrena el día 4 su nueva función pero sigue cosechando éxitos con la anterior, El pequeño pony, con un tema de actualidad: el ‘bulling’, el acoso escolar.

María Adánez Ha sido un trabajo importante para mí. El texto era incómodo, duro; planteaba muchas preguntas y pocas respuestas, mostrando un problema que no solo afecta a los niños. Me ha hecho descubrir un drama que nunca imaginé que fuera tan común o que me pudiera afectar de cerca. Hemos tenido encuentros con familias que nos daban las gracias porque dábamos voz a una dolorosa realidad, que se sentían apoyados en una de las experiencias más duras de su vida. Y todo gracias al teatro.

C. Y ahora con Lulú pasa al abuso hacia las mujeres…

M.A. Lulú es un cuento terrible –una fantasía en clave de thriller– en la que un hombre cuenta una historia, un relato sobre una misteriosa mujer que le seduce y se convierte en su objeto de deseo. Pero luego conocemos la misma historia por boca de esa mujer, desmontando el arquetipo de la femme fatale: manipuladora, la perdición de los hombres, capaz de hacerles ir a la guerra con sus malas artes. Es una obra sobre el abuso sexual, sobre el machismo, sobre esos iconos productos de la imaginación masculina que aún perduran.

C. ¿El imaginario masculino es tan machista?

M.A. Lo peor es su parte misógina, que mitifica la sumisión de la mujer y la cosifica a través de la belleza, relegándola a un papel secundario en la Historia… Porque han sido los hombres quienes han escrito la Historia. Las cosas han cambiado: por ejemplo, mi madre tenía que pedir permiso a mi padre para sacar dinero de la cuenta y ¡tampoco hace tanto de eso!, y aunque hemos evolucionado aun queda mucho por hacer. Se han dado pasos hacia adelante, pero hoy vemos también pasos hacia atrás. Es una batalla constante.

C. Pero Lulú es un personaje femenino potente.

M.A. Mucho. Y solo ahora, a mis 41 años, puedo abordarlo con la hondura que requiere. Toda la experiencia vital me ha servido para llegar a este punto de madurez en el que puedo llegar a profundidades que antes ni imaginaba en un personaje.

C. Y regresa a TVE con otra mujer con personalidad.

M.A. Me hace ilusión volver a ‘mi casa’ con un personaje que encaja en este registro más dramático y, además, con una serie tan original como El Ministerio del Tiempo. Seré la duquesa de Osuna, ávida lectora y promotora de la cultura, mecenas de Goya, impulsora del Palacio del Capricho… Lo irónico del caso es que en esa época, para que una mujer pudiera ser así, debía contar con un marido que no coartara su libertad… El caso es que es una trama apasionante que me ha permitido trabajar con Pedro Casablanc y Luis Callejo, lo que ha sido un placer.

C. Lo primero que dicen las crónicas de ella es que no era muy agraciada…

M.A. De nuevo la losa de la misoginia histórica... Que se valore ese aspecto antes que su inteligencia y sensibilidad, ¡es increíble!

C. ¿Cómo ha cambiado en estos años?

M.A. He crecido entre escenarios y platós, he tenido una vida intensa llena de momentos enriquecedores. Si hago un recuento, ha sido positivo. Como actriz he aprendido que cuanto más sabes menos sabes en realidad, así que me enfrento a cada proyecto como si no hubiera hecho nada antes, y esa fragilidad de cada comienzo me permite aprender más. El gran aprendizaje es que la vida te lleva donde ella quiere. Tenemos planes, pero no se cumplen. He pasado por momentos duros, como la muerte de mi padre, que me han hecho conectar con la realidad, asumir que todo forma parte de un todo que no controlas, sencillamente asumes y respetas, aunque te duela. Todo eso me ha hecho mejor persona y me han traído a este momento en el que siento que empiezo a tener la vida que siempre quise.

C ‘Con amor cualquier espera se hace mejor”, fueron las palabras que dedicó al neurólogo Nacho Hernández Medrano. Enamorada. Y lo ha contado en las redes…

M.A. Me aterroriza la sobreexposición de las redes. Vas en metro y ves a todos pegados al móvil, compartiendo fotos para construir una imagen de felicidad que proyectar, aunque sea falsa. No me gusta. Mantengo mi Twitter e Instagram porque, por mi profesión, tengo que estar conectada, aunque hay días en que me gustaría desaparecer. Pero sí, estoy feliz, enamorada, y pensamos, porque fue una decisión consensuada, que lo mejor era contarlo nosotros antes de que lo contaran otros. Y así publiqué bien su nombre para que no se equivoquen al buscarlo en Google. Me gusta ser reservada con mi vida, pero tampoco tengo que esconderme.


Horóscopo