mujerHoy

celebrities

El imperio Rosa Clará ya tiene heredero

Está considerada la pionera en llevar las tendencias a los vestidos de novia y es la preferida de las famosas. Tras 22 años sin dejar de crecer, la diseñadora revela a 'Corazón' que su hijo la ha hecho completamente feliz al decidir seguir sus pasos.

Rosa Clará nos explica las claves del éxito de su imperio de moda nupcial.
Rosa Clará nos explica las claves del éxito de su imperio de moda nupcial. archivo.

De Barcelona, en 1994, una talentosa diseñadora sale del gigante de la moda nupcial, hegemónico en ese momento, para buscar su propio camino. Tiene 31 años, quiere ser madre y dueña de su propia firma. Rosa Clará (58) involucró en su causa a una patronista y a una cosedora para emprender un negocio propio haciendo lo que mejor saben: convertir en realidad el sueño de una novia.

Aunque la tienda era pequeña, su privilegiada ubicación, el suntuoso Paseo de Gracia de Barcelona, denotaba exquisitez en las formas y ambición de ser grandes. En 1995, Rosa Clará lanzó su primera colección y hoy, 22 años después, no solo ha dado un salto internacional impensable al principio, sino que se precia de ser la firma preferida de las famosas. Con casi todas sus metas conseguidas, la buena nueva no puede llegar en mejor momento: la diseñadora revela a Corazón que acaba de recibir una de las noticias más felices de su vida. Su hijo, Daniel, de 24 años y recién licenciado en Arquitectura, ha decidido ser su sucesor.

Una nueva etapa en la firma

"Mi hijo ha tomado la decisión de formar parte de esta historia tan fantástica. Ha comenzado ya a trabajar con nosotros y podría decir que es casi lo más importante que me ha pasado en la vida. Y prometo que no le he presionado, ha sido decisión suya: siempre he dicho, y a él el primero, que yo he vivido la vida que he querido, por lo que él tiene derecho a elegir la suya. No todo aquí es fantástico; dirigir una compañía con tanta gente es muy complicado y todas las colecciones han de salir cada año. La presión es absoluta; hay muchas cosas bonitas pero otras que no lo son. Pero él ha asumido que quiere hacerlo. Estoy feliz".

Siempre me han gustado los números aunque no tanto como para estudiar una ingeniería"

Lo comprobamos charlando con el propio Daniel, vestido con elegancia de dandi el día de su estreno como nueva cara del emporio: "Siempre me han gustado los números aunque no tanto como para estudiar una ingeniería. La combinación perfecta entre números, volúmenes y estética era Arquitectura. Creo que he hecho lo correcto. No en vano, Giorgio Armani también es arquitecto", remata el joven soñando con un futuro tejido de tul y encaje.

Cuando Rosa Clará rememora sus comienzos, suele referirse a dos vestidos paradigmáticos: el que lució la entonces actriz Grace Kelly en su boda con el príncipe Rainiero de Mónaco y el que llevó Carolyn Bessette al desposarse con el malogrado John John Kennedy. En su propuesta comercial de aquellos primeros años, trató de ofrecer a las clientas lo que no encontraban en el mercado: "Estaba en el mostrador, probando a las novias y vendiéndoles el producto que en muchos casos me estaban demandando. Mi firma nació en un momento en el que la novia buscaba cosas que nadie le ofrecía. Cuando comenzó a ir bien, nos faltaron metros en la tienda y nos trasladamos a Diagonal".

En 2014 y con una facturación anual de 45 millones de euros –un 25 % más que el año anterior–, entró en la compañía como nuevo director general Manuel Cano, procedente de su máximo rival en el sector, el gigante Pronovias, la misma casa de la que su actual jefa se desgajó hace dos décadas. "Lo que hemos procurado es preparar la compañía para el crecimiento experimentado estos años y el que llegará en los próximos", explica Cano a 'Corazón'.

Un crecimiento que se refleja en la apertura de tiendas en lugares tan exóticos como Dubai, Shanghai, Pekín, La Meca y las ciudades más populosas de Azerbaiyán y Kazajistán, así como en las tres sedes que la compañía dispone en Barcelona. También en el lanzamiento reciente de su primera colección de vestidos de Primera comunión, para la que Daniella Bustamante, hija del cantante cántabro David Bustamante y la actriz Paula Echevarría, se ha convertido en prescriptora pionera.

Un negocio boyante

Hoy el Grupo Rosa Clará factura alrededor de 50 millones gracias a su sistema de franquiciado, que suma potencial privado a las tiendas propias y cuyo conjunto recoge un total de 150 boutiques para atender a clientes de 86 países. También tienen líneas para cada bolsillo y ocasión: en novia están Rosa Clará, Aire, Aire Beach, Alma, Luna y Adriana Alier. Y en fiesta, Rosa Clará Cocktail y líneas como Aire, Couture Club y Marfil.

La colección Martha Blanc es una línea occidental que se abre camino en mercados orientales. En total, cada año salen de sus talleres unos 700 modelos de novia y de 600 a 700 de fiesta. La propia diseñadora realiza el cálculo de cabeza delante de nosotros.

Desde el punto de vista de la información estamos subiendo de manera espectacular"

¿Caerá su empresa en la tentadora cómoda venta a través de internet? No por el momento, según nos explica su director general: "Desde el punto de vista de la información estamos subiendo de manera espectacular (el grupo ofrece una muestra de sus creaciones en web y varias redes sociales), pero transaccionalmente no entramos en el canal 'online': consideramos que la experiencia de compra que hay detrás de un vestido de novia requiere un punto de venta donde seas atendida, asesorada y tratada como merece el momento".

Y en eso han confiado novias más que reconocidas, como la modelo Esther Cañadas, Paulina Rubio, Paula Echevarría, Shaila Dúrcal, Fabiola Martínez, Sonsoles Suárez, Fiona Ferrer, Carla Goyanes, Helen Lindes, Alba Carrillo y Marta Castro, entre otras. Clará también comienza a ser demandada por vips internacionales en eventos de renombre.

Además de Antonella Roccuzzo en la gala del Balón de Oro –la joven se desposará con Leo Messi el próximo mes de junio en Argentina–, han vestido sus creaciones de fiesta las actrices Mischa Barton, Eva Longoria, Sofía Vergara y, en la gala de los Oscar, Deborah Norville, una reputada periodista norteamericana de la cadena NBC.

Invitadas de renombre

En 2003, Rosa Clará se estrenó en la Bridal Week, antes Pasarela Gaudí, y desde entonces no ha dejado de sorprender en cada edición. Este año escogió convertir a la novia en una mujer muy sexi apostando por escotes de vértigo, transparencias y superposición de tejidos con efecto 3D. Mariana Downing, flamante novia del cantante y compositor Marc Anthony, abrió un desfile en el que también vimos a Rocío Crusset y Joana Sanz.

El otro lado del espectáculo estaba en el 'front row', una primera fila en la que Daniel, el heredero, ocupó el lugar que el futuro le tiene reservado entre varias WAG del actual y del anterior FC Barcelona. Allí estaban Antonella Roccuzzo, Elena Galera –esposa de Sergi Busquets–, Núria Cunillera –Xavi Hernández– y Melissa Jiménez –Marc Bartra– junto a Marta Castro, que días después se casaba con el expiloto Fonsi Nieto, también presente.

Tuvieron un asiento de privilegio Esther Doña y Carlos Falcó, marqués de Griñón, que se han hecho íntimos de la diseñadora catalana y su actual marido, Josep Artigas. De hecho, el verano pasado compartieron días de asueto en Ibiza. Si Doña y Falcó se desposan finalmente, no hay duda alguna de qué diseñadora firmará el enlace.

Seguro que también te interesa...

Las claves para una boda perfecta según Rosa Clará

La colección de vestidos de novia de Rosa Clará para las bodas de 2015, según Ana Antic


Horóscopo