mujerHoy

celebrities

El guapo expresidiario y la millonaria

Jeremy Meeks pasó de la cárcel a las pasarelas. ahora 'El preso más guapo del mundo' ha cambiado a su mujer y madre de sus dos hijos por la heredera de Topshop Chloe Green.

Está triunfando como modelo desde que salió.
Está triunfando como modelo desde que salió. gtres

Es probable que su nombre, Jeremy Meeks (33), no les diga mucho. Tampoco su currículo profesional, ya que recientemente es cuando ha comenzado a despuntar en el mundo de la moda. Sin embargo, si les decimos que este joven estadounidense se hizo famoso por ser ‘el preso más guapo del mundo’, casi todos sabrán de quién les estamos hablando. Su saltó a la vida pública fue cuando en 2016 el departamento de policía de Stockton (California) hizo pública su foto policial, mostrando sus bellos ojos claros y su tez oscura.

A la pasarela

Muy pronto le comenzaron a llover ofertas de trabajo como modelo, que Meeks no pudo aceptar porque tenía que cumplir su condena por posesión ilegal de armas y pertenencia a banda armada. El marzo de 2016 por fin se convirtió en un hombre libre saliendo de la cárcel con representante (Jim Jordan), contratos de desfiles y campañas de moda cerradas e, incluso, ofertas en el cine.

En ese momento, el exconvicto solo tenía palabras de agradecimiento para su mujer y madre de sus dos hijos, Melissa Meeks, por haberle apoyado durante el tiempo que había permanecido en la cárcel: "Quiero dar las gracias a mi familia por el amor y el apoyo que he recibido. Estoy abrumado y agradecido por lo que se avecina. Estoy preparado", aseguraba.

La imagen que Chloe ha colgado en Instagram junto a Meeks.
La imagen que Chloe ha colgado en Instagram junto a Meeks.

Pero ahora su vida ha dado un giro de 180º tras descubrirse que mantiene un romance con Chloe Green, la heredera del imperio Topshop. Varios medios internacionales han publicado un reportaje en el que la pareja aparece de lo más acaramelada navegando por el Mediterráneo en compañía de unos amigos, dedicándose carantoñas y besos de tornillo. Muchos se han arriesgado a afirmar que el modelo no estaba separado de su esposa y que estas imágenes han supuesto una ‘pillada’ en toda regla que demuestra que ha sido infiel con la rica heredera.

Hasta el momento Jeremy no ha se pronunciado sobre el asunto, mientras Chloe ha preferido encender más la llama, colgando una foto de ambos juntos en Instagram junto con el siguiente texto: "Solo el principio... apreciamos todo el amor y el odio". Según parece, la pareja se conoció hace unas semanas, durante el Festival de Cannes, y desde entonces no se ha separado. Chloe no puede disimular estar encantada de la vida, al contrario que su padre, Sir Philip Green (65), que según dicen, no aprueba el hecho de que su ‘pequeña’ mantenga una relación con un expresidiario. Seguro que el millonario empresario británico ahora se arrepiente de no haber visto con buenos ojos la relación anterior de su hija con Marc Anthony, 24 años mayor que esta. Otros vendrán que bueno te harán...


Horóscopo