mujerHoy

celebrities

Jessica Alba, una sex symbol con puño de hierro

Durante un tiempo fue la actriz más deseada, aunque nunca se desnudó e, incluso, demandó a 'playboy' por sacarla en su portada. Ahora, como empresaria de éxito, reconoce que ha hecho llorar a más de un empleado.

Jessica Alba fue una de las actrices más deseadas.
Jessica Alba fue una de las actrices más deseadas. AGENCIAS

Ha elegido Instagram para comunicar su próxima maternidad y lo ha hecho junto a sus dos hijas, de nueve y seis años. Las tres ríen y juegan con unos globos sin dar más detalles ni de cuántos meses está la madre ni del sexo del futuro bebé. Todo parece idílico. A sus 36 años, Jessica Alba puede presumir tanto de esa familia perfecta –formada junto al productor Cash Warren– como de una fortuna de más de 200 millones de dólares. Aunque la realidad, o el camino para llegar hasta ahí, quizá sea algo más complicado.

La conocimos gracias a la serie Dark Angel. Después vinieron 'Sin City' y 'Los cuatro fantásticos', donde curiosamente interpretaba a la mujer invisible. Ese papel lo mismo le sirvió para obtener el premio a la superheroína más sexi que para ser nominada dos veces a los Razzie, o anti-Oscar, como peor actriz, galardón que se llevó en 2011.

Recato y vergüenza

El público y las listas de las más deseadas la adoraban entonces. Aunque ella creció en una familia muy conservadora y nunca se sintió a gusto: "Mi sexualidad me hacía sentir muy incómoda. Recuerdo mi primera sesión de fotos para Maxim. Me decían que posara de determinada manera, pero yo tenía 19 años, era virgen y ni siquiera sabía cómo se hacía".

Alba, de hecho, nunca ha posado ni ha actuado desnuda. Y eso que en 'Sin City' interpretaba a una stripper. Hasta demandó a Playboy por sacarla en su portada con un biquini. Según ella, la imagen daba a entender que dentro aparecía sin ropa. Así que el mismísimo Hugh Hefner, fundador de la publicación, tuvo que disculparse y hacer un donativo a una ONG para que la actriz le perdonara.

Éxito y polémica

A los 25, harta de todo, sufrió una crisis personal: "Pensaba: “Esto no es lo que yo quería ser, soy mucho más, pero no sé cómo dejar de parecer una sex symbol”". El nacimiento de su primera hija, Honor, le mostró el camino. Sobre todo, cuando le salió un sarpullido después de usar un jabón para bebés. Se puso a investigar el tema, recordó todas las alergias y problemas de salud que ella sufrió de niña y el resultado fue Honest Company, la empresa que fundó para ofrecer a los padres productos más sanos, naturales, y de plena confianza. Lo mismo fabrican pañales que jabones, vitaminas… Un negocio que, en 2016, estuvo a punto de vender por 1.000 millones de dólares, aunque en 2017 se ha devaluado un poco y Alba ha desaparecido de la lista Forbes de las mujeres más ricas. Su fortuna, según esta publicación, ha bajado de 340 a 200 millones.

"Ser actriz es como estar de vacaciones. En los negocios no hay descanso. La gente aquí trabaja muy duro", ha comentado sobre el día a día de la empresa. También ha reconocido que, alguna vez, se ha pasado de dura: "A veces soy un poco más de puño de hierro que de guante de seda. He hecho llorar a algunas personas. Tengo que decir que no era algo personal, era lo que había que hacer. Pero ya no hay más lágrimas. Estoy aprendiendo a calmarme".

Aunque lo peor han sido las polémicas que han protagonizado algunos de sus productos. En verano de 2015, por ejemplo, aparecieron quejas en las redes sociales por la escasa efectividad de uno de sus protectores solares. La empresa respondió que dichas reclamaciones no llegaban ni al uno por ciento y Alba dijo que ella utilizaba esa crema con sus hijas. Otros, como The Wall Street Journal, han criticado la composición de sus productos que, en algunos casos, no eran tan naturales como la firma decía. Alba se defendió: "Algunas personas pueden tener puntos de vista muy radicales. Creé la Honest Company porque no soy radical. No me puedo identificar con la gente que quiere hacerlo todo 100% natural".

Seguro que también te interesa...

Ben Affleck: rey (destronado) de copas y corazones

Tori Spelling: deudas, infidelidades y unicornios


Horóscopo