mujerHoy

celebrities

Silvia Marsó: "La tele no quiere mujeres mayores de 45"

Forma parte de CIMA, asociación que quiere dar visibilidad a la mujer en los medios, y acudió a Vitoria para anunciar un premio que valora la visión femenina en la tele.

Silvia Marsó durante la celebración del FesTVal de Vitoria.
Silvia Marsó durante la celebración del FesTVal de Vitoria. javier martín.

La actriz Silvia Marsó (53) ha tenido siempre muy claro lo que quería. Y ha luchado por ello contra viento y marea. Y no ha sido fácil. "Cuando empecé, en los 80, había solo dos canales y la escasa producción apostaba por los grandes nombres. Así es que las jóvenes teníamos pocas posibilidades. Ahora vivimos un buen momento para las series, pero las cadenas prefieren apostar por los jóvenes. Hay menos oportunidades que nunca para los veteranos".

A Silvia la hemos visto en los últimos años como invitada en 'Cuéntame' (La 1) o 'Velvet' (Antena 3), pero hace tiempo que no cuenta con un personaje fijo: "Estaría encantada, pero en la tele no quieren papeles para mujeres mayores de 45".

Tuve que elegir entre ser millonaria

o ser actriz"

Por esta razón forma parte de la Junta de CIMA –Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales–: "Las mujeres en los puestos de responsabilidad solo son el 26% de la industria". La actriz da más cifras: "Por cada dos protagonistas femeninas en nuestro cine, hay ocho hombres. Además, tenemos un estudio que explica cómo los personajes femeninos apenas toman decisiones que afectan a sus vidas al margen de su relación sentimental con el personaje masculino".

Pero Silvia mantiene una teoría: "Además del asociacionismo, cada uno debe poner su granito de arena en esta batalla. Yo he descubierto en el teatro a un público femenino de cierta edad que no solo es fiel, también tira de su marido, de su familia… Y en el teatro tengo también la oportunidad de encarnar personajes femeninos muy potentes. Son mujeres maduras, de fuerte personalidad, maravillosas, que llegan a ese público femenino".

No solo se sube a los escenarios: rebelde e independiente, ha decidido crear la empresa LaMarsóProduce para llevar a cabo su último proyecto, la arriesgada pero aplaudida función 24 horas en la vida de una mujer, de Stefan Zweig, un musical cuya protagonista vive un destino marcado por una decisión. "Todos, lo queramos o no, debemos enfrentarnos a ese momento en el que tomar una opción u otra marcará nuestra vida para siempre. A mí me pasó. En los 90, con las teles privadas, me pusieron delante un cheque con muchos ceros… Y yo debía elegir entre ser millonaria o ser actriz. Y decidí ser actriz. Y no me arrepiento. He trabajado con Narros, Marsillach, Chávarri… Con los grandes. He sido la voz de mujeres creadas por Lorca, Ibsen, Tennessee Williams… Eso no tiene precio".

Seguro que también te interesa...

Imanol Arias: "Soy un seductor nato"

Mónica Cruz: "Me he vuelto a enamorar de la danza"


Horóscopo