celebrities

Los hijos del marqués de Griñon... 'no quieren'

Ninguno de los hijos del Marqués de Griñón estuvo en su boda con Esther Doña y algunos han faltado también a la fiesta celebrada este fin de semana.

De izquierda a derecha, Manuel, Xandra y Tamara, ausentes en la celebración de la boda de Carlos Falcó y Esther Doña.
De izquierda a derecha, Manuel, Xandra y Tamara, ausentes en la celebración de la boda de Carlos Falcó y Esther Doña. cordon press.

Sin querer explicar los motivos, al considerar que era algo privado relacionado con su familia, lo cierto es que, desde días antes de la celebración, Tamara Falcó ya nos adelantó que no pensaba estar en la fiesta de la boda de su padre, el marqués de Griñón, con Esther Doña, que fue el pasado viernes 22 en la finca del aristócrata.

Tamara se podía haber inventado un viaje por compromisos profesionales o cualquier otra excusa pero, en un ejercicio de sinceridad, simplemente negó su presencia. Su prudencia a la hora de revelar más opiniones deja la puerta a abierta para entender su negativa a este enlace que, aunque algunos disimulen, son muchos los que no acaban de apoyar, al considerar que está fuera de lugar.

Que los hijos de un octogenario consideren que su padre no debía dar este paso con una mujer que no ha cumplido los 40 es tan habitual como que el padre haga lo que le pida el cuerpo y más a una edad en la que uno no está para perder ni un minuto.

Estamos muy contentos y estamos haciendo justo lo que queríamos"

esther doña

Le pasó a la duquesa de Alba con Alfonso Diez o a Mario Vargas Llosa con Isabel Preysler, aunque bien es cierto que en estos casos la diferencia de edad, siendo grande, no era tan exagerada como la de los actuales marqueses de Griñón. Pero ni son los primeros ni serán los últimos. Ahí está el ejemplo de Fernando Fernández Tapias y Nuria González, que llevan años de unión con dos hijos, o el de Cayetano Alba con su novia veinteañera con la que asegura que es plenamente feliz.

A pesar de las ausencias de parte de los hijos de Griñón, la fiesta nupcial se celebró dentro de un ambiente íntimo donde no faltaron los amigos del matrimonio y la familia de Esther. La actual marquesa lució para la ocasión dos diseños de Rosa Clará que había elegido los meses previos, después de descartar otras firmas nupciales que también le habían ofrecido sus creaciones.

Días de vino y rosas

"El otro día Carlos dio un brindis al cumplir 40 días de casados. Dijo que era la luz de su vida. Como podrás imaginar estamos muy contentos y estamos haciendo justo lo que queríamos", confiesa Esther Doña, que resta importancia a la sonadas ausencias y prefiere pensar que por motivos de agenda no han podido acudir.

Bueno, más que pensarlo es una manera de no entrar en polémicas y evitar que nadie le amargue el que fue uno de los días más importantes de su vida, junto al hombre que se ha rebelado ante la sociedad para proclamar su amor por una mujer que era una perfecta desconocida en su círculo y hoy ostenta uno de los títulos con más solera de nuestro país y con Grandeza de España.

Si para Falcó se trata de su cuarta y se supone que definitiva boda, para Doña es su tercer enlace y llega sin hijos al matrimonio. De la familia de Griñón el que más cerca está de ellos es precisamente su hijo pequeño, Duarte, quien vive en la finca y pasa más tiempo a su lado. El joven siempre ha respetado la decisión de su padre y no ha dudado en acompañarle en los actos que ha requerido. Algo que Tamara hasta la fecha ni ha hecho ni parece que vaya a hacer. Sus motivos tendrá y eso que adora a su padre por encima de todas las cosas. ♥

Seguro que también te interesa...

¿Qué oculta Esther Doña?

La verdad sobre la novia del marqués de Griñón


Horóscopo