mujerHoy

celebrities

Rihanna: cuando la diva se hace esperar

Llegó a Madrid para presentar su línea de maquillaje 'Fenty Beauty'. Aunque se retrasara varias horas, revolucionó y paralizó la Gran Vía de Madrid.

La cantante, en Madrid.
La cantante, en Madrid. gtres

Salir del metro de Callao era casi imposible, pero más complicado fue conseguir llegar hasta el 'photocall' sin terminar perdida entre la multitud. La llegada de Rihanna (29) a Madrid se notó porque consiguió incluso colapsar la Gran Vía. Su visita era secreta y sorpresa, pero a sus fanes no se les escapa una.

La diva visitó la capital para presentar 'Fenty Beauty', de Sephora, su nueva línea cosmética que cuenta con las revolucionarias bases de maquillajes en 40 tonos, pensados para todas las pieles.

La expectación era máxima, pero hasta la llegada de la cantante, por la alfombra negra desfilaron celebrities patrias como Pelayo Díaz, Adriana Abenia, una sonriente y amable Vanesa Romero, que se fotografió con todo aquel que lo pedía al otro lado del photocall, Natalia de Molina, Cindy Kimberly, Martín Rivas y el grupo musical 'Sweet California'.

Algunas invitadas al evento.
Algunas invitadas al evento.

Pasadas las 22 horas, Rihanna seguía sin aparecer, su nombre comenzaba a escucharse por toda la plaza de Callao y los periodistas comentaban a impacientarse. Llegaba casi tres horas tarde.

Famosa impuntualidad

Al parecer, la impuntualidad de la artista es más que conocida. No era la primera vez y, seguramente, tampoco la última. Se cuenta, se habla, se rumorea que en Londres llegó dos horas tarde. En España es la segunda vez que se comenta su impuntualidad. La primera fue en su concierto de Barcelona el pasado año. La cantante llegó una hora y media más tarde porque se encontraba en un párking disfrutando de una rica barbacoa.

Y de repente, Rihanna apareció. Nunca unos gritos de unos fanes habían sonado tan alto. Con una falta midi de talle alto en color blanco, una blusa rosa y unos zapatos a juego, todos los flashes comenzaron a disparar en una sola dirección. Su aparición fue breve. No llegó ni a los cinco minutos, pero fue suficiente para comprobar que Riri está espléndida.

La de Barbados ha sido duramente criticada por su aumento de peso, que ha sido notable en los últimos meses, pero ella misma se ha encargado de demostrar que sigue levantando pasiones allá donde va y revolucionando a su público. No tapó sus atributos ni sus curvas, pero tampoco se pasó exhibiéndose. Sabe y conoce a la perfección cuáles son sus puntos fuertes y esa seguridad se nota y se transmite.

Después llegó la fiesta, privada, muy privada, con una lista reducidísima de invitados, entre los que se encontraba Alejandra, la hija de Terelu Campos, y en la que algunos privilegiados tuvieron la suerte de bailar junto a la fantástica creadora de 'Umbrella'.

Seguro que también te interesa...

Ejército beauty: ellos crean sus looks

Rihanna demuestra que es la estrella total en dos frases

Rihanna se merienda a los ángeles de Victoria's Secret


Horóscopo