celebrities

Ser donante de órganos, el mejor regalo

Mientras Salvador Sobral espera un corazón que le salve, te explicamos cómo ser donante y cuánto puedes cambiarle la vida a quien espera ese órgano.

Salvador Sobral, ganador de Eurovisión 2017, a la espera de un corazón que le salve la vida.
Salvador Sobral, ganador de Eurovisión 2017, a la espera de un corazón que le salve la vida. gtres.

Esta semana nos ha conmovido la despedida de Salvador Sobral, interpretando una canción de Los Beatles, antes de ingresar debido a su desesperada situación de salud a la espera de un trasplante de corazón y de poner su vida "en manos de la ciencia".

También recientemente Selena Gómez ha recibido un trasplante renal. El riñón que ha salvado la vida de la cantante de 25 años, que lleva padeciendo una grave enfermedad desde hace un año, ha sido donado por una amiga personal.

Otros personajes famosos como el cantante Raphael ya recibieron un trasplante de hígado en el año 2003 y llevan una vida activa completamente normal.

Enfermedades

Existen numerosas enfermedades que deterioran los órganos vitales como el riñón, el hígado, el corazón, etc. -enfisema, cirrosis, cardiopatías...- y muchas veces la única solución que existe, cuando es viable, es sustituir el órgano dañado por uno proveniente de un donante adecuado. Por consiguiente, el proceso de donación de órganos y la solidaridad de aquellas personas que los ceden es algo fundamental para salvar miles de vidas, todos los años, en nuestro país y en el resto del mundo.

Un donante es aquella persona que cede sus órganos o tejidos para la realización de un trasplante. Existen diversos tipos de donantes: el donante fallecido es la persona que dona sus órganos o tejidos para que sean extraídos tras su fallecimiento. Los donantes fallecidos pueden ser por muerte encefálica (destrucción irreversible del cerebro) o donantes en asistolia (parada cardíaca irreversible). Donante vivo es aquella persona que realiza la donación en vida, teniendo la garantía de que la extracción no va a representar ningún problema para su salud. Los órganos que se pueden donar en vida son un riñón, parte del hígado, parte de un pulmón o del páncreas.

La sangre, médula ósea y sangre de cordón umbilical, el tejido óseo, placenta (membrana amniótica) y la piel son los tejidos que se pueden donar en vida. Los donantes vivos más habituales son los de sangre, de cordón umbilical, de médula ósea y de riñón.

El órgano procedente del donante vivo siempre irá dirigido a una persona que suele ser del entorno familiar, aunque no es siempre es así. Actualmente existen técnicas quirúrgicas como la laparoscopia para la extracción de órganos a donantes vivos que reducen los riesgos de la donación y la incorporación del donante a la vida normal.

Todos somos donantes

Según la legislación vigente en nuestro país, cualquier persona es donante de órganos si no manifiesta lo contrario. No obstante, en la práctica, siempre se consulta con familiares o allegados sobre la voluntad de esta y siempre se respeta la voluntad de la familia, lo que se conoce como el 'consentimiento familiar'.

También a través de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), de las organizaciones regionales de trasplantes y en algunas asociaciones de pacientes se puede obtener el carnet de donante, en el cual manifestamos el deseo de donar nuestros órganos llegado el momento.

Los órganos que se pueden donar son los riñones, el hígado, el corazón, el páncreas y los pulmones. Además, de una donación, también se pueden obtener tejidos, como huesos, córneas y válvulas cardíacas. Tanto los órganos como los tejidos son fundamentales para tratar múltiples enfermedades y salvar la vida de las personas que no tienen otro tratamiento.

España ha sido líder mundial en donación y trasplantes durante los últimos 25 años y ha batido en 2016 su propio récord al alcanzar los 43,4 donantes por millón de población, con un total de 2.018 donantes, lo que le ha permitido efectuar 4.818 trasplantes, según datos de la ONT. Por eso, los españoles son los que más posibilidades tienen en el mundo de acceder a un trasplante cuando lo necesitan. Tenemos que estar muy orgullosos de nuestra solidaridad y también de la organización y de los profesionales implicados en la realización de los trasplantes.

Las condiciones

Existen una serie de criterios con el fin de mantener la igualdad y la equidad a la hora de asignar los órganos

Con el fin de mantener la igualdad y equidad a la hora de asignar los órganos, existen una serie de criterios. Los territoriales o de proximidad están para minimizar el tiempo entre la donación y el trasplante. Así se consigue que el órgano implantado se haya preservado y sea de máxima calidad. Los criterios médicos, como el grupo sanguíneo adecuado, el tamaño, gravedad del paciente, etc., se usan para seleccionar el órgano adecuado para cada caso.

No debemos bajar la guardia y tenemos que seguir siendo un ejemplo de solidaridad y generosidad a nivel mundial. Como dice el eslogan de una reciente campaña publicitaria sobre la donación: si la vida te da una segunda oportunidad, hay que celebrarlo. Eres perfecto para otros.

Seguro que también te interesa...

Por un corazón feliz

La enfermedad del olvido

Síndrome postvcacional

El dolor, la alarma del cuerpo


Horóscopo