mujerHoy

celebrities

Paz Vega: "El cine se ha quedado estancado"

Es dulce, educada y amable, pero también habla alto y claro. Paz Vega, que ha dejado EE.UU. para instalarse en España, nos cuenta cómo ve su futuro y el de su profesión, donde piensa que la televisión tiene mucho que decir.

Paz Vega durante el Festival de Cine de San Sebastián.
Paz Vega durante el Festival de Cine de San Sebastián. gtres.

Su sonrisa, de la que su amigo Antonio Banderas afirma que es "la más bonita del cine español", lo decía todo. Paz Vega (41) estaba feliz por ser reconocida en el Festival de Cine de San Sebastián con el premio Jaeger–LeCoultre al Cine Latino. Llevaba 16 años sin pisar Donosti, cuando acudió con la película que supuso su plataforma de lanzamiento: Lucía y el sexo, de Julio Medem.

Eso sí, la actriz confesó que la próxima vez le "encantaría volver con una película importante o con una serie", ya que el Festival de San Sebastián ha introducido en su programación producciones de la pequeña pantalla. "Esto significa que el Festival está atento a lo que está pasando", aseguró Vega, que afirma que la serie Perdóname (Telecinco) ha "supuesto el rencuentro con el público que me vio nacer".

Nuevos tiempos que Paz, que aun se está recuperando de una reciente operación de menisco, afronta con la misma ilusión del primer día: "Me sigo sorprendiendo con cada proyecto, para mí siempre es el primer paso". Después de que la actriz atendiera a los medios en una rueda de prensa, pudimos charlar con ella en petit comité.

Corazón Recibir el premio Jaeger-LeCoultre al Cine Latino en San Sebastián imagino que para usted ha sido algo inolvidable.

Paz Vega Ha sido muy bonito y emocionante. Es la segunda vez que vengo a San Sebastián después de muchos años, ya que vivía en Estados Unidos y es una fecha en la que me pillaba trabajando. Cuando me llamó el director del Festival y me comentó lo del premio me dio mucha alegría. Sobre todo por mi vínculo con América Latina, con la que tengo una relación profesional y personal, ya que mi marido, Orson, es venezolano.

C. Se hizo un repaso por toda su trayectoria profesional. ¿En esos momentos se hace balance?

P.V. Sobre todo cuando es un premio a una carrera porque vi las imágenes que proyectaron, de las que algunas no es que las tuviera olvidadas pero sí como un recuerdo lejano, y me vinieron momentos muy bonitos. Sentí que había trabajado mucho, que había viajado mucho y que había conocido a mucha gente.

C. Ha trabajado con actores fantásticos...

P.V. Sí, he tenido la suerte de trabajar con muy buenos compañeros, gente a la que admiro y con los que he crecido como actriz. De repente ponerte con ellos a hablar, darles la réplica es algo mágico… Tras la entrega del premio, proyectaron la película que hice con Morgan Freeman, Dame 10 razones, y pensaba: "Estaba con Morgan Freeman, que es Dios a todos los niveles". Ese rodaje fue precioso, aunque muy difícil, ya que eran planos secuencia larguísimos.

C. ¿Es tan simpático como parece?

P.V. Más aun. Es así, muy afable y divertido. En el filme, mostró una parte de él. Por la mañana, íbamos en su coche al set y él iba cantando canciones de Broadway.

C. ¿Con qué más actores le ha encantado trabajar?

P.V. Con muchos... Nicole Kidman, por ejemplo, es increíble. El rigor que tiene, la atmósfera que crea cuando habla… Es muy respetuosa y también graciosa. Los grandes suelen tener esa faceta tan normal y divertida. En la última escena que rodé con Nicole, que se recreaba el Baile de la Rosa, tuvimos mucho tiempo para charlar y fue superchistosa, en contra de ese aspecto que tiene de mujer seria.

La llegada de Trump al gobierno me pareció un 'sketch' de 'Saturday Night Live'"

C. Y también habrá alguno que no le haya sorprendido positivamente...

P.V. Sí, claro, pero no lo voy a decir. Eso queda dentro de la intimidad y de la magia del mundo del cine.

C. Pero sí ha reconocido haber sufrido machismo en su trabajo.

P.V. Nunca me he sentido discriminada como mujer en el trabajo pero sí he sufrido situaciones de machismo en los set de rodaje y hasta comportamientos misóginos por los que he protestado. Pero reconozco que soy una afortunada, porque he tenido acceso a buenos papeles y proyectos, y ahora, con 41 años, aun no siento esa presión de la edad, pero no sé lo que durará. Mientras haya películas en las que el protagonista tenga 50 años y la actriz principal, 20, no lo tenemos muy bien. Y qué dirán nuestros hijos, porque les enseñamos un modelo machista. El problema es grande y a nivel global.

C. ¿Pero, en general, se ha sentido bien aceptada en Hollywood?

P.V. Sí, desde que llegué con 'Spanglish', noté en la manera de recibirme que lo poquito que había hecho en España, como Lucía y el sexo, había repercutido allá. Fue un recibimiento bonito. De hecho, yo no quería quedarme porque no conocía el idioma, pero lo que sentí al llegar me hizo ver que me llamaban y me buscaban, y decidimos quedarnos.

C. Y ahora decide volver a España por sus hijos.

P.V. Sí, sobre todo por eso. Porque sigo trabajando allí. Tengo un proyecto en México y otro en Los Ángeles, donde vuelvo para rodar la segunda temporada de 'The OA'. Pero sí, mi marido y yo nos pusimos un tope y es que no queríamos volver cuando los niños fueran adolescentes, porque pensábamos que podía ser un problema para ellos y no queríamos hacerles pasar eso. Ahora hemos sentido que era el momento adecuado para regresar y yo seguiré viajando, como he hecho hasta ahora.

No quería quedarme en EE.UU., pero sentí que me llamaban"

C. ¿Qué proyectos tiene en vistas?

P.V. De momento lo más inminente es el comienzo de 'Fugitiva', de TVE, un 'thriller' de acción que empezamos a rodar el 2 de noviembre. Luego tengo que volver a Los Ángeles para rodar la serie para Netflix y hay proyectos de cine después de esto.

C. ¿Cómo ha encontrado la televisión de nuestro país tras su regreso?

P.V. No es comparable porque los tiempos no son los mismos. Tampoco tiene que ver una sitcom con público en directo, como Siete vidas, con una serie tradicional como Perdóname, lo que sí veo es que la televisión está viviendo su época dorada. Lo que se está haciendo a nivel mundial es fabuloso. Las nuevas plataformas han dado la oportunidad de ver las series como algo positivo. Y para un actor no es lo mismo hacer una película que tienes un mes para rodar y dura dos horas a poder desarrollar un personaje en el tiempo en una serie. Esto una gozada para un actor. La libertad que están dando las nuevas plataformas provoca que lo que se haga sea fresco y natural. Ha habido un gran avance en términos creativos, incluso por encima del cine, que se ha quedado algo estancado, en lo que funciona, en lo fácil, en lo que resulta… Ahora quien tiene la avanzadilla es la televisión.

C. En el discurso que dio al recoger su premio, manifestó su repulsa contra el Gobierno de Chávez en Venezuela. ¿Pero cómo está viviendo a nivel personal la llegada de Trump?

P.V. La gente está muy desilusionada, decepcionada… Al menos en el ambiente en el que me muevo. Yo he vivido allí mucho tiempo y celebré la victoria de Barack Obama. Sigo creyendo que es uno de los mejores presidentes y su mujer, Michelle, una de las mejores primeras damas que ha dado Estados Unidos. Y de repente, ha venido lo opuesto y es totalmente chocante. Su llegada al Gobierno me pareció como un 'sketch' de 'Saturday Night Live'.

C. Y ya de vuelta a nuestro país, ha recibido con agrado la medida del ministro Méndez de Vigo de bajar el IVA cultural.

P.V. Han sido años muy difíciles y la verdad es que podían haber aprobado la medida un par de años antes, pero al ministro ya le hemos pitado bastante, ¿no? Ahora habrá que aplaudirle. Porque si vamos a estar siempre enfadados.

Seguro que también te interesa...

Festival de San Sebastián: (Gran) cine en la orilla)

Paz Vega: "Ojalá ser madre fuera como ponerse un traje. Pero no, una es la madre que puede"

Paz Vega, rompedora en la portada de Mujerhoy


Horóscopo