celebrities | Entrevista

Cósima Ramírez

Diseñadora

Me encantaría que mis padres se pudieran llevar bien

La diseñadora Cósima Ramírez
La diseñadora Cósima Ramírez Gtres

la hija de pedro j. Ramírez y ágatha ruiz de la prada ha vivido un año difícil con el divorcio de sus padres. ahora solo piensa en su trabajo como diseñadora y en cumplir su sueño: escribir algo de lo que se sienta orgullosa.

El divorcio de sus padres la ha situado en ese difícil plano donde los hijos tienen que mantener el equilibrio más complicado. Junto a su hermano, Tristán, trabaja para la firma de su madre, mientras sueña con encontrar un futuro en la literatura. La niña de Ágatha es hoy una mujer que tiene los mejores mimbres para forjar su destino.

He aprendido que con simpatía y alegría se consiguen más cosas"

Cósima RamírezDiseñadora

Corazón. Es su primer año en el Salón Internacional del Caballo en Sevilla y supongo que le habrá traído muchos recuerdos de cuando montaba con su hermano, Tristán.

Cósima Ramírez. Estoy impresionada, porque nunca había presenciado un espectáculo de esta categoría. Monto a caballo, pero mi nivel es muy normal. A mi hermano se le da mejor. De niña aprendí a montar en el club Puerta de Hierro y hoy no voy tanto. 

C. Ha compartido esta experiencia con su hermano con quien se la ve muy unida. ¿Siempre fue así?

CR. Durante muchos años hemos estado internados en colegios fuera de España y en ese punto hemos tenido una unión relativa ya que estábamos separados. Hoy trabajamos juntos y resulta un enorme apoyo para mí. Tristán, en cierta manera, es una reencarnación de Buda. Nada le inmuta y siempre está feliz. Yo soy más histérica. He aprendido que con simpatía y alegría se consiguen más cosas, aunque a veces me canso de ser siempre tan simpática cuando es por motivos de trabajo.

C. ¿Cómo se describiría?

CR. Aun me encuentro en esa fase frustrada donde yo misma me doy cuenta de que no me he dedicado a lo que realmente me apasiona, que es escribir. Supongo que será por cobardía. Tengo escritos pero no son relevantes. Para escribir, creo hay que ser honesto y destrozarte por dentro. Ese respeto que siento puede que sea por mis estudios de Literatura, ya que siempre me comparo y eso impide que me lance. Espero de todas formas que todo llegue.

C. ¿No siente la vena periodística de su padre?

CR. El periodismo está en una crisis muy evidente y ahora mismo no me llama la atención.

C. Ahí le sale un perfil de mujer práctica que me sorprende.

CR. Pero no es solo por la parte económica, sino porque el periodismo depende hoy de muchos intereses externos que no te permiten ser absolutamente libre o independiente. 

C. Hoy está volcada en la firma de moda de su madre, pero ¿cómo es trabajar en familia?

CR. Puede resultar muy divertido porque el estudio Ágatha Ruiz de la Prada lo es. Antes de que llegara Tristán, era más complicado para mí, ya que mi madre y yo chocábamos mucho porque somos muy mandonas. Pero cada vez nos entendemos mejor. Mi madre tiene genio y una merecida reputación de jefa estricta. Somos tozudas y no siempre con las mismas ideas. Cada vez confía más en mis juicios y sabe que lo que digo es con bases fundamentadas. He empezado a meterme también en la parte creativa, sin olvidar lo que supone esta firma.

La diseñadora Cósima Ramírez
La diseñadora Cósima Ramírez

Tengo ganas de mucha aventura y y vivir la vida"

Cósima RamírezDiseñadora

C. Este año ha sido complicado a nivel familiar, por el divorcio de sus padres. Su madre no ha dudado en desahogarse delante de los medios y abrir su corazón para mostrar todo el dolor que le ha supuesto la ruptura con Pedro J. y su sorprendente boda posterior.

CR. También en eso me ha ayudado tener a mi hermano cerca. Yo soy más temperamental con todo y Tristán me ha dado paz.

C. ¿Cómo es la relación actual con su padre?

CR. Me da mucha pena que ya no esté en casa y el acceso constante que antes sí tenía. Pero es lo que hay.

C. ¿Qué tal se lleva con la esposa de su padre, la abogada Cruz Sanchez de Lara?

CR. No la conozco. Una de las cosas que más me ha ofendido es que hayan dado un paso tan importante como es casarse sin yo ni siquiera conocerla. Debe ser que no estábamos en el momento de conocernos, pero pienso que tampoco era el momento para una boda.

C. ¿Entiende que su madre no haya dudado en no disimular su enfado?

CR. Entiendo lo mal que lo ha pasado, aunque creo que se ha pasado en anunciarlo tan públicamente. Hay una frase que dice que «el infierno no tiene tanta furia como una mujer despechada». Aunque comparta muchas cosas, hay otras que no. Mi madre es así, vehemente y natural. Eso no quita para que en el fondo me encantara que mis padres se pudieran llevar bien. 

C. Su padre ha comentado entre sus amigos que ha sido muy generoso en el divorcio con Ágatha. 

CR. Obviamente, eso puede usarse como defensa de sus actos, pero siempre es mejor que haya sido así y no de otro modo.

C. Dicen que ante el amor es imposible luchar. ¿Puede ser eso?

CR. Es verdad que, cuando uno se vuelve loco de amor, nada pueden hacer los demás; y eso que, en un primer momento, le dije que podía intentar salvarle de sí mismo.

Trabajo con mi hermano, Tristán, y resulta un enorme apoyo"

Cósima RamírezDiseñadora

C. ¿Ha vivido en su piel un amor de esos que te hace romper con todo?

CR. He vivido dos grandes amores maravillosos de perder la cabeza, pero no de romper con todo lo que tengo y soy. Pienso que eso es cosa de hombres. Las mujeres no perdemos tanto la cabeza ni nos dejamos dominar ni cambiar nuestra vida por ellos. Creo que, emocionalmente, somos más inteligentes.

C. ¿Al final la vida enseña que no hay que perdonar todo?

CR. Creo que lo que he asumido con todo esto es que no puedes depender de nadie tanto. La gente cambia y los grandes amores también.

C. Pero eso supone tener un escudo protector que no permita vivir un amor de entrega absoluto.

CR. Puede ser, aunque lo mejor sería jugar con ese escudo para salvar tu independencia. 

C. ¿Y cómo anda hoy de amores?

CR. Algo hay. De momento, tengo ganas de mucha aventura y vivir la vida. Vivo en casa de mi madre y eso también limita las cosas, pero independizarme en este momento no tendría sentido, porque viajo mucho. Al principio me costó volver a casa tras años de internado. De pronto me trataban como una adolescente y me preguntaban con quién salía y eso me chocaba, porque no tenía costumbre de tanto control.

C. Su madre ha adelgazado muchísimo con el divorcio. ¿Ha llegado a preocuparle?

CR. Bajó muchos kilos por los nervios. Es histérica por naturaleza. Hubo un momento en que me preocupé, pero ahora ya no. Come bien y está encantada de cómo se ha quedado. Está muy animada y nos dice a Tristán y a mí que somos unos aburridos, porque no queremos salir cuando llegamos a casa después de trabajar. Es verdad que hacemos vida un poco de viejecillos, pero venimos agotados y nos apetece leer y escuchar jazz, mientras mi madre lo que quiere es quemar Madrid. Siempre me está diciendo que quede con amigos y salga, cuando yo estoy loca por meterme en la cama (risas).

C. ¿Qué sueño espera cumplir?

CR. Escribir algo de lo que me sienta orgullosa y que de alguna manera ayude a mi generación para fomentar la lectura, y hacer que pensemos más las cosas.

Seguro que también te interesa...

Ágatha Ruíz de la Prada, una divorciada de moda

Ágatha Ruíz de la Prada, de cerca

Ágatha Ruiz de la Prada, mucho más que una ex


Horóscopo