celebrities

Fátima, Lourdes y otros milagros médicos

Recientemente ha caído en mis manos el libro 'Milagros médicos', escrito por el doctor Miguel Ángel Pertierra (editorial Luciérnaga) y cuya lectura recomiendo.

'El libro Milagros médicos', escrito por el doctor Miguel Ángel Pertierra (editorial Luciérnaga), realiza un análisis desde el punto de vista crítico de un profesional de la medicina con años de experiencia, del tema de las llamadas curaciones milagrosas.

El tema de las curaciones milagrosas o inexplicables es algo que ha acompañado al ser humano desde los albores de su existencia. En aquellos tiempos e incluso hoy en día en algunas culturas, existe una concepción animista de la enfermedad. Esta se veía como una posesión diabólica más que como un proceso del cuerpo humano. Hoy en día, en nuestra sociedad moderna, tenemos una concepción racionalista en la que las enfermedades tienen una serie de causas, unos procesos que las producen y un tratamiento específico, demostrado en estudios científicos. Sin embargo, como se señala en el libro, hay pruebas de técnicas inexplicables para la época como, por ejemplo, trepanaciones –orificios en el cráneo– datadas en el Neolítico y los llamados chamanes, brujos o curanderos se han asociado a la historia de la humanidad y hoy día conviven con la medicina moderna y las técnicas más avanzadas.

Curaciones milagrosas han ocurrido en todas las épocas: desde Asclepio, que se aparecía en sueños dando recetas médicas, hasta el llamado síndrome de Lázaro –la resurrección después de la muerte descrita en la Biblia y que se repite a lo largo de la historia, como en el caso de Santa Elena y la Vera Cruz–. Algunas de estas historias, que han llegado hasta nuestros días rozan lo cómico, como el caso del 'cojo de Calanda', al que le faltaba parte de su extremidad inferior y que, de manera milagrosa, le volvió a crecer.

Estafadores

En el libro se hace mención especial a las llamadas curaciones espontáneas, algo que casi todos los profesionales de la medicina hemos visto a lo largo de nuestra carrera profesional. Yo mismo fui testigo de cómo un paciente con un cáncer de pulmón en su fase más avanzada y con una extensa afectación de la tráquea, sufrió una curación de su enfermedad sin ningún tratamiento o medida que lo justificara. Estoy de acuerdo con el autor en que no saber la causa de la curación no quiere decir que no la tenga, y lo más probable es que se deba a nuestra falta de conocimientos.

Mención especial tienen aquellos que se dedican a embaucar con métodos que lo curan todo o sanciones milagrosas. El autor atestigua cómo él mismo fue víctima de un intento de sanación que, a su vez, fue un intento de "sacarle las perras". Yo traté a un paciente cubano con un gran tumor maligno en la espalda, con gran afectación de costillas y músculos de la zona, al que recomendamos realizar una cirugía con extirpación del tumor. Pese a todos nuestros intentos, el paciente decidió volar a Cuba para ser atendido por un chamán al que conocía y prometió volver para mostrarnos su curación. Por supuesto, el paciente no volvió nunca.

Peregrinaciones

Siempre me ha resultado curioso el caso de Steve Jobs, fundador y presidente de Apple –una de las mayores empresas del mundo–. Según se publicó, habiendo sido diagnosticado de un tumor de páncreas, por su propia voluntad retrasó el tratamiento que le habían recomendado, que incluía cirugía durante un año –algo que es una barbaridad–, para intentar curarse con una dieta vegana y tratamientos naturistas. Steve falleció tiempo después a causa de este tumor, que se extendió durante el tiempo que no fue tratado. A veces, se puede ser muy listo para algunas cosas y muy necio para otras.

En el libro se hace también un recorrido a los santuarios y centros de peregrinación más famosos del mundo. He conocido alguno que desconocía, como el de la Virgen de Puig (Valencia), y me ha sorprendido que otro muy popular hoy en día, como el de Medjugorge (Bosnia), donde Tamara Falcó y otros famosos han sido tocados por la fe, no sea reconocido como tal por la Iglesia católica.

También me ha sorprendido que, con la honrosa excepción del santuario de la Virgen de Lourdes, donde los casos de curaciones inexplicables son exhaustivamente analizados, registrados y seguidos en el tiempo por un comité de expertos internacional, en la mayoría de lugares de peregrinación o no existe o, incluso, se ponen impedimentos para tener ese tipo de información.

Confíe en su médico

Como dice la sabiduría popular "la fe mueve montañas", bien sea por esto o por otras causas, hoy en día no pierda la esperanza, si está pasando por un mal momento, pero tampoco pierda el juicio y deje que los profesionales sanitarios le aconsejen.

Seguro que también te interesa...

Día Mundial de la Neumonía: cuando el pulmón se infecta

Diabetes: demasiado azúcar en sangre

El dolor de espalda: las cicatrices de la evolución


Horóscopo