celebrities

Pilar Urbano: "Para la Reina, el matrimonio es indisoluble"

Lleva más de tres décadas dedicada al periodismo y, entre los muchos libros que ha publicado, hay varios sobre la Familia Real. Ahora vuelve con uno sobre doña Cristina y el Caso Nóos.

"Aunque desde hace muchos años don Juan Carlos y doña Sofía viven separadamente juntos, no hay lugar a otra cosa que no sean buenos amigos".
"Aunque desde hace muchos años don Juan Carlos y doña Sofía viven separadamente juntos, no hay lugar a otra cosa que no sean buenos amigos". Alberto Bernárdez

Periodista de larguísimo recorrido, una vez más Pilar Urbano sigue el eco de la actualidad para adentrarse de lleno en el Caso Nóos con su libro 'La pieza 25: Operación salvar a la Infanta' (Ed. La Esfera).

Trabajadora incansable y rápida como pocas, sus entrevistas con el juez Castro le dieron las claves que necesitaba para desentrañar una maraña de investigaciones judiciales centradas en la figura de doña Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin.

Beatriz Cortázar ¿En qué momento decidió escribir este libro cuando ya todos los medios habían hablado hasta la saciedad del caso Nóos?

Pilar Urbano Yo sentía que había algo que faltaba cuando leía todo lo que salía. Me picaba demasiado la curiosidad y la mañana que vi al juez Castro con los legajos de la instrucción para llevarlos a la Audiencia, anunciando que su papel había terminado y que acababa de entregar la ‘biblia’ del Caso Nóos, entendí que ya no estaba sub iudice y podía contactar con él. Llamé por teléfono y ya su secretaria se sorprendió al decirle mi nombre. No necesité a nadie. Me pasó al juez y lo primero que me soltó con su acento cordobés era si estaba hablando con la periodista de prestigio. Me comentó que él no era famoso ni lo buscaba, pero desde el primer momento conectamos. Lo único que le advertí es que siempre le iba a tratar de señoría y solo le llamaría Pepe cuando acabara el libro.

La escritora junto a Bea Cortázar.
La escritora junto a Bea Cortázar.

Beatriz Cortázar Muchos la consideran la biógrafa de la Reina Sofía y sin embargo, en este libro habla de complot para salvar a la Infanta. ¿Cómo se concilian estos dos perfiles?

Pilar Urbano Fue una editorial alemana la que me pidió, después de mi libro de Josémaría Escrivá de Balaguer, que escribiera sobre el personaje que más interés podía despertar en España. Les dije que sin duda la gran desconocida era la Reina Sofía y me puse a trabajar. Empecé con una llamada a Zarzuela, una cita y una casualidad, ya que un día antes de mi petición de entrevista, Fernando Almansa me comentó que la Reina había expresado su deseo de que los españoles la conocieran. Después escribí otro libro que me encargaron sobre ella y aunque he tenido muchas conversaciones con ella, nunca he sido turiferaria y eso se ha comprobado en mis dos libros posteriores sobre la figura de don Juan Carlos, que incluso quisieron parar su publicación. Solo soy turiferaria de mi verdad.

B. C. Como experta en doña Sofía, ¿qué piensa de su posible amistad con Alfonso Diez?

P. U. De entrada digo que no existe como tal y conociendo algo a la Reina emérita sé que para ella el matrimonio es un sacramento indisoluble y, aunque desde hace muchos años viven separadamente juntos, no hay lugar a otra cosa que no sean buenos amigos, como pasó con Federico Mayor Zaragoza o Rostropovich, con los que tenía temas culturales de unión. O como cuando iba a todas las actuaciones de George Moustaki con su hermana Irene. Alfonso Diez no es de su nivel cultural ni social. Niego la mayor, aunque sé que es posible que hayan coincidido en algunas reuniones. Claro que puede haber diálogo entre ellos, y más con un hombre que ha estado enamorado de la conversación de Cayetana.

B. C. En su libro dice que hay una hoja de ruta para salvar a la Infanta y justo esta semana ha trascendido que los Reyes eméritos han viajado a Ginebra para celebrar el 50 cumpleaños de Urdangarin.

P. U. No he visto la foto y no hay nada oficial, por eso no tengo claro que sea todo verdad. La ausencia de doña Cristina en el 80 cumpleaños de don Juan Carlos puede que haya tenido como consecuencia ese encuentro, pero no deja de ser una hipótesis.

B. C. ¿Y no cree que la fecha en la que Urdangarin pueda entrar en prisión se acerca y de ahí la reunión?

P. U. Entonces sería ir en contra de toda la estrategia de estos años que ha marcado la Casa Real.

B. C. En su libro asegura que la Infanta es la llave para que Urdangarin consiguiera los contratos.

P. U. Eso es lo que dice el juez que asegura que es cooperadora indispensable y que sin ella no se habría logrado nada. Si Urdangarin no fuera el yerno del rey emérito, no habría podido delinquir.

Según la Reina, las Infantas no alternaban con la nobleza y sí con la clase media"

B. C. ¿Cómo es la Infanta para haber llegado a esta situación?

P. U. Recuerdo que doña Sofía me dijo, cuando sus hijas estaban solteras, que sus bodas eran sus vidas y que en ese capítulo el Rey no había entrado. Me contó que las Infantas no alternaban con la nobleza y sí con la clase media de Barcelona o París y de ahí que sus bodas seguramente serían con personas de ese entorno. Doña Sofía vio que el matrimonio de su hija era desigual pero con amor y con eso le bastaba. Una vez que hablé con Felipe VI me aseguró que, de haberle negado sus padres su boda con Letizia, habría renunciado a ella por su deber ante la Corona, pero habría sido un hombre muy infeliz. Hoy las bodas son por amor. Lo que pasó es que Urdangarin tras colgar la camiseta de deportista dijo que no quería ser un jarrón o un Marichalar y que necesitaba ganarse la vida trabajando. Un discurso honesto, de no ser porque, en cuanto crea la consultoría con Diego Torres, su cartera de clientes son las compañías más importantes del Ibex. En el fondo sí era un jarrón para esas empresas ya que era contratar al yerno del Rey. Y mientras fue dinero privado no hubo problema, ya que no es delito. Evidentemente la presencia de la Infanta era el garante de todo. Ella propone negocios hasta a Joan Maragall, cuando estaba bien en la Generalitat, para hacer de Barcelona la gran ciudad olímpica con la universidad del deporte. Sus planes siempre eran a lo grande. Al hacer negocios con el dinero público es cuando todo se complica. Eso sí, el argumento de la Infanta, alegado por su defensa, es que todo lo hizo por amor.

B. C. Dice que el juez Castro ha tenido muchas presiones en este proceso. ¿A usted alguien le ha dado algún toque?

P. U. En este libro, no. Tenemos otra Monarquía diferente y se ha hecho cirugía de hierro para salvar la Corona de muchos escándalos.

B. C. ¿Qué cree que le diría hoy la Reina Sofía si la llama?

P. U. Pues seguramente que no está.

Seguro que también te interesa...

Agenda de palacio

Los Reyes Eméritos arropan a la Infanta Cristina

Don Juan Carlos y doña Sofía, antes que Reyes, padres y abuelos


Horóscopo