celebrities

Al Rey...

Como cada semana, Anne Igartiburu nos ofrece su opinión sobre un tema de actualidad.

El rey Felipe VI en una de las imágenes distribuidas por Casa Real con motivo de su 50 cumpleaños.
El rey Felipe VI en una de las imágenes distribuidas por Casa Real con motivo de su 50 cumpleaños. casa real.

...lo que es del Rey. Es lo que se suele decir popularmente para expresar que se debe reconocer o entregar aquello que merece quien quizá no ha sido del todo valorado. Y ahora que Felipe VI ha cumplido 50 años, ha quedado evidente que le toca recoger lo sembrado. Porque no lo ha tenido nada fácil este monarca testigo de cambios y heredero no solo de una corona nueva, sino de un reinado asentado en el pasado pero con necesidad de futuro.

Don Felipe vio y escuchó cosas en casa que le han servido para aprender rápido y tener el criterio suficiente para dar un giro lento a la monarquía, hacia una gestión presente y coherente. No dudo que el Rey ha tenido un equipo asesor que le ha orientado desde la sensatez en esta andadura desde que fue coronado, pero estoy convencida de que sus principios y su visión de una participación respetada han tenido todo que ver.

Tener gestos que quizá a muchos no gustó y ser firme en aquello en lo que creía. Por eso, insisto en que se debe valorar lo hecho hasta ahora, porque quizá hemos dado por sentados muchos acontecimientos que dábamos por lógicos y necesarios, pero también podía haber sido distinto todo. Muy distinto, ¿no les parece?

La primera vez que saludé a un joven Príncipe de Asturias fue en una visita que nos hizo al plató de Corazón en los estudios de Prado del Rey, allá por el año 1998. Yo también era joven y los nervios se respiraban en el equipo del programa cuando nos anunciaron que Felipe de Borbón se pasaría en pleno directo junto al equipo directivo de la Casa. Le mostramos nuestro trabajo y después el monarca comió con algunos de nosotros, como Lorenzo Milá o María Escario. Allí pudimos hablar con él de muchas cosas de manera más distendida y al volver me preguntaron: "¿Cómo es?". Yo solo pude decir: "Está muy preparado".

Gran parte de lo que es se lo debe a su madre"

Sabía de todo, conocía nuestro trabajo y preguntaba con interés. Claro, así debía ser. Pero hasta ese momento desconocía cómo era aquel hombre que hoy es ya Rey. Tengo la intuición y creo que no me equivoco –además por supuesto, de la experiencia recibida de su padre el Rey don Juan Carlos– que gran parte de lo que es hoy don Felipe como monarca y humanamente se lo debe a su madre. Intuyo que doña Sofía ha inculcado a su hijo inquietudes que hoy son virtudes en alguien que las necesita para estar donde está. A ella también este reconocimiento legítimo. Han sido después varias las ocasiones en las que he saludado a don Felipe, como en el Teatro Real, junto a doña Letizia, y he sentido siempre algo importante: presencia. No me refiero a la conversación solamente, o al porte, no. Sino a la actitud. Estando implicado en el momento y no de paso.

En estos últimos años, desde su coronación, ha aplicado esa presencia y serenidad, otra clave para gobernar. Voy más allá, porque a su lado, una compañera que era nuestra compañera en TVE. Hoy esposa, madre, pero insisto, compañera de un hombre que ha roto con algunas tradiciones para crear nuevos escenarios. Han hecho equipo de manera valiente y estoy segura de que no ha sido fácil para ella. Ahora, con motivo de este aniversario, nos han permitido ver un poco más su cotidianidad, que ya intuíamos y seguro que lo harán más a menudo porque se ha agradecido.

Rodeado de las mujeres de su familia, el Rey sonríe abiertamente y toma fuerzas para un panorama que no siempre es generoso. Sabe que debe ganarse y mantener este respeto. Y con ellas a su lado, todo es más fácil. En el último acto público,imponiendo el Toisón de Oro a su hija, hemos escuchado un mensaje emotivo pero también consciente. El monarca no puede ni debe irrumpir en la gestión del país de manera impositiva ni brusca, pero las veces que ha tomado posiciones, ha demostrado lo comprometido que está con su labor, lugar y papel.

Y su última participación en la Cumbre de Davos ha dado ejemplo a otros jóvenes monarcas de la visión que tiene de su papel como Jefe de Estado cuando la situación lo requiere. Al Rey, por tanto, este reconocimiento y la esperanza y petición de que se implique en la medida de sus competencias, como lo ha hecho hasta ahora, en la gestión del país.

Seguro que también te interesa...

Felipe VI cumple 50 años: el Rey de cerca

Doña Leonor, una futura reina a la altura del trono

Almudena Martínez-Fornés: "Don Felipe no es un Rey de prontos ni de chistes fáciles"

¿Sabías que el Rey Felipe VI es Acuario? Consulta su horóscopo?


Horóscopo