mujerHoy

celebrities | Opinión

El Rey Felipe comparte aniversario con Cervantes

Almudena Martínez-Fornés

Quién le iba a decir a Miguel de Cervantes que cuatro siglos después de su muerte un descendiente de los reyes a los que él sirvió, Felipe II y Felipe III, iba a celebrar su cumpleaños pensando en él. Pues eso es lo que ocurrirá este 30 de enero, cuando don Felipe cumpla 49 años y presida junto a la Reina Letizia el cierre del cuarto aniversario del genial escritor español en un acto celebrado en Madrid.

Este será el tercer aniversario que don Felipe celebre como Rey. El primero coincidió con un fugaz viaje oficial a Etiopía, donde le sorprendieron con una tarta de cumpleaños, y el segundo, que cayó en sábado, invitó a cenar doña Letizia y a sus dos hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, a un restaurante asiático de Aravaca. Aquella fue una de las pocas salidas que pudo hacer en todo el mes de enero, que pasó encerrado en el Palacio de La Zarzuela, bajo el peso de su responsabilidad como Jefe del Estado en un país lleno de problemas, que inquietaban incluso a los políticos más veteranos de la Transición.

Don Felipe dedicó entonces tres semanas a recibir a los representantes de los partidos con el fin de dotar a España de Gobierno, pero aquella tarea se convirtió en un sudoku sin solución. El único acto al que asistió el Rey en todo enero fue la Pascua Militar, mientras que la recepción al Cuerpo Diplomático se suspendió.

Ni siquiera pudo inaugurar la Feria Internacional del Turismo (Fitur), una cita a la que no solía faltar, y delegó esa misión en la Reina.

Este año, la situación política ha vuelto a la normalidad y don Felipe ha retomado estas tres citas, entre muchas otras, lo que es una buena señal. Aunque el acto del 30 de enero no ha sido organizado expresamente con motivo de su cumpleaños, sí será el más importante de su agenda ese día. De manera que don Felipe compartirá aniversario con aquel poeta soldado que perdió la movilidad del brazo izquierdo en la batalla de Lepanto y que ganó la gloria con la pluma en la mano derecha.

Ese día será el colofón de un año en el que don Felipe no ha dejado de evocar a Miguel de Cervantes, ni el novelista de inspirar al Rey. Con tres o cuatro citas al mes, las reflexiones de don Quijote y de Sancho Panza se han convertido en la primera fuente de don Felipe.

El Jefe del Estado ha llevado la sabia filosofía del ingenioso hidalgo y de su escudero a sus discursos más importantes, como fueron los pronunciados en la Pascua Militar o, incluso en Naciones Unidas, donde se declaró «hijo de Cervantes». Gracias al aniversario del escritor, los Reyes rompieron la rutina de un año atípico por el bloqueo político y visitaron dos lugares de La Mancha –Tomelloso y Villanueva de los Infantes– que el Monarca y su esposa no olvidarán, porque recuperaron el necesario contacto con la gente de la calle.

Horóscopo