mujerHoy

celebrities | Opinión

El reinado de don Felipe, en 9 momentos

Almudena Martínez-Fornés

Volvemos a estar de aniversario. En esta ocasión se cumplen tres años de la abdicación de don Juan Carlos (18 de junio) y de la proclamación de don Felipe (19 de junio), un acontecimiento que los Reyes celebrarán juntos el próximo lunes 19 de junio en un acto en Madrid. También es una ocasión propicia para hacer balances y repasar los hechos más llamativos del nuevo reinado.

1. El día más emocionante

Don Felipe sabía desde que tuvo uso de razón que estaba llamado a ser Rey, y ese ‘mandato’ le dio fuerzas durante toda su vida para afrontar la exigente formación militar y académica que recibió. Tras una paciente espera, en la que no faltaron momentos de preocupación al ver que decaía la popularidad de la Corona, llegó el día más emocionante, el de su proclamación.

2. El reto más difícil

Apenas llevaba año y medio como Rey, cuando don Felipe afrontó un hecho inédito en la democracia española. Ninguno de los candidatos que participaron en las elecciones generales consiguió reunir los apoyos suficientes para ser elegido presidente del Gobierno. Fueron necesarios unos segundos comicios para desbloquear la situación política, que también redujo la actividad institucional de la Familia Real.

3. El gesto más llamativo

En la primera oportunidad que tuvo, don Felipe se redujo el sueldo un 20 por ciento respecto al que percibía don Juan Carlos como Jefe del Estado. También disminuyó proporcionalmente las asignaciones destinadas a los otros tres miembros de la Familia Real que perciben ingresos del Presupuesto. A don Juan Carlos le asignó un 80 por ciento del sueldo del Rey, a doña Letizia un 55 y a Doña Sofía un 45. Ni la Princesa de Asturias ni su hermana, la Infanta Sofía, reciben dinero de los presupuestos.

4. El saludo más tenso

Como jefe del Estado, don Felipe no escoge a qué mandatarios internacionales visita ni recibe. Tampoco a las autoridades nacionales o autonómicas, que son elegidas por los españoles en las urnas. A todos los trata con cortesía institucional, pero con algunos se le ve más relajado que con otros. Sin llegar al extremo del Papa Francisco, que mostró un gesto avinagrado cuando se fotografió con Donald Trump y su familia. Y el rostro de don Felipe también es un buen indicador, como demostró el pasado mayo durante un acto en Barcelona, cuando recibió con un rostro serio al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.   

5. El momento más triste

Los Reyes han enviado telegramas de pésame a las autoridades francesas, británicas, belgas y alemanas, entre otras, por los atentados terroristas. Pero uno de los momentos más tristes lo vivieron en marzo de 2015 cuando nada más aterrizar en París conocieron la noticia de que un avión que volaba de Barcelona hacia Dusseldorf se había estrellado en territorio francés y que había muchas víctimas españolas. Decidieron suspender la visita de Estado y regresar a Madrid.

6. El toque de humor

Don Felipe acababa de entregar el premio Camino Real a Antonio Banderas, cuyo nombre de nacimiento es José Antonio Domínguez. El premiado pronunció un discurso en el que hablaba de sus dos personalidades: el actor y el ser humano. Cuando el Rey terminó su intervención, improvisó unas palabras y dijo: “Me alegra mucho que hayáis venido los dos: José Antonio Domínguez también». Igualmente, doña Letizia ha aportado su sentido del humor al reinado, como hizo al terminar la visita de Estado a Portugal, el pasado noviembre, y preguntó a dos periodistas si les había gustado la visita. «A mí –dijo– me han tratado como a una Reina». 

7. Lo más entrañable

Hay varios momentos emotivos en el reinado de don Felipe, que no suele escatimar gestos de reconocimiento y aprecio, pero uno de los que más han llamado la atención, por el momento en que se produjo, fue el que protagonizó el pasado 2 de junio en Marín (Pontevedra), cuando se cumplían tres años de que don Juan Carlos anunciara su deseo de abdicar tras 39 años de servicio a España como su titular. «Gracias, Majestad», le dijo a su padre.

8. anfitriones entusiastas

En las cuatro visitas de Estado que han realizado los Reyes a Francia, México, Portugal y Japón han sido recibidos con mucho afecto, pero la anfitriona más entusiasta de todos fue la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, quien dijo a Don Felipe: «Usted es el rostro de la España joven y reconciliada que pasó la página de sus horas oscuras. Es el rostro de una España libre y unida. Es la razón por la que vuestra presencia significa tanto para París. Se lo dice no la alcaldesa de París, sino una republicana educada en los valores de la República».

9. invitados estrellas

Entre los numerosos mandatarios extranjeros que han visitado España, los más cariñosos con los Reyes han sido Barack y Michelle Obama. El ya ex presidente de Estados Unidos dijo al Rey: «Igual que vuestro padre, sois el símbolo viviente de la fortaleza de la nación». Y su esposa afirmó de la Reina Letizia: «Es un modelo para ustedes y para todo el mundo, y la considero mi amiga». 


Horóscopo