mujerHoy

celebrities | Opinión

Marivent recupera su función

Volverá a ser la residencia oficial de verano de la Familia Real.

El 15 de julio los jardines del Palacio de Marivent, de Palma de Mallorca, cerrarán sus puertas al público y el recinto recuperará su función habitual en los últimos 40 años: convertirse en la residencia oficial de la Familia Real durante el verano. Lo previsible es que la Reina doña Sofía sea la primera en instalarse en la isla y que lo haga acompañada de su hermana, la princesa Irene de Grecia.

Después se instalarán los Reyes con sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, coincidiendo con la Copa del Rey de Vela, que este año se disputa del 29 de julio al 5 de agosto. Pero antes de que llegue la Familia Real, los equipos de seguridad deberán rastrear los jardines para asegurarse de que ningún infiltrado, entre las visitas de los últimos meses, haya dejado alguna sorpresa inesperada.

Poco turístico

Cuando los jardines se abrieron al público, la curiosidad hizo que 8.000 personas los visitaran en la primera semana. Es decir, casi 1.200 al día. Pero la segunda semana la afluencia bajó a 5.250 y, en las siguientes, continuó disminuyendo.

Ahora habrá que conocer los datos de toda la temporada, aunque las cifras iniciales dan una idea del interés que Marivent suscita en el público si se tiene en cuenta que Palma de Mallorca tiene una población de 430.000 habitantes, además de los turistas. Y eso que los jardines se remozaron, se llenaron de esculturas de Joan Miró e, incluso, se ha creado una parada de bus de la EMT, justo en la puerta principal del Palacio, para facilitar el acceso.

Grandes visitas VIP

Sin embargo, con esta apertura, las visitas han satisfecho su curiosidad de pasear por los mismos lugares por los que lo han hecho los miembros de la Familia Real y sus invitados más destacados, como los príncipes de Gales, los emperadores del Japón, la reina Noor de Jordania, los grandes duques de Luxemburgo, Michelle Obama o el matrimonio Bush –padre–, entre muchos otros. Y los políticos que tomaron la decisión ya pueden jactarse de haber ganado un espacio público, aunque parece no importar demasiado.

El verano de los Reyes en Palma también coincidirá con el cambio de alcalde. Y es que, tras las elecciones municipales de 2015, los partidos PSOE y MÉS pactaron que los dos primeros años sería alcalde el socialista José Hila y que, después, le sucedería el econacionalista Antoni Noguera, que se define como republicano. El relevo se produjo el 30 de junio. Si se mantienen las tradiciones, habrá un rostro nuevo entre los presentes en La Almudaina.

Pero antes del traslado a Mallorca, del tradicional posado familiar en Marivent, del despacho con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de las regatas y de la recepción a la sociedad balear, los Reyes aun tienen por delante mucha actividad institucional.

En la agenda de don Felipe y doña Letizia antes de las vacaciones, destaca la visita de Estado al Reino Unido en unos momentos políticos especialmente complicados, pero que también nos dejarán imágenes del encuentro entre dos Familias Reales emparentadas desde hace más de siete siglos.

Durante la visita podremos ver a la Reina desenvolverse en su buen inglés y, por primera vez, viviremos la escena de la duquesa de Cambridge haciendo la reverencia a doña Letizia, salvo que ella se lo impida, como hizo en el viaje a Japón, cuando dio dos besos a la princesa Masako y, con un gesto cariñoso, evitó que se inclinara.


Horóscopo