mujerhoy

?
LOEWE

La esencia de la relación entre padres e hijas

Hay tantos tipos de relaciones padre-hija que es imposible describirlas todas.

Contenido desarrollado para

Content Factory

Compartir

En cada caso, la esencia de este vínculo se fundamenta en una vivencia distinta: aprendizaje, valores, consejos… Días compartidos, alegrías, tristezas…

La positividad de su padre es fundamental para Melissa Jiménez. “De un problema sale una oportunidad”, es el consejo que más valora la periodista catalana. La chef madrileña Cristina Oria considera que  la esencia de su padre está en combinar la disciplina con la que ha educado a sus hijos con la diversión con la que han aprovechado el tiempo juntos.

La ex jugadora de baloncesto Amaya Valdemoro es consciente de que su carrera no habría llegado a la estratosfera sin su padre: “Me ha enseñado los valores de la vida, los del deporte. Y sobre todo, a cumplir mis sueños”.  Mónica de Tomás, fashion blogger, recuerda los momentos esenciales compartidos con su progenitor, los “largos paseos a la orilla del mar, hablando sobre la vida”.  La actriz Esmeralda Moya reconoce, por su parte, que sólo necesita una mirada para entenderse con su padre.

El día del Padre es una de esas fechas marcadas en el calendario para compartir con ellos y agradecerles el tiempo juntos. Es por eso que estas mujeres han querido compartir con las lectoras de Mujer Hoy esa esencia que identifica la relación con su padre, que la hace única.

La esencia que nos hace únicos

La búsqueda de la esencia diferencia hace únicas nuestras relaciones. En un mundo rodeado de elementos materiales, es necesario buscar esa esencia que nos diferencia de los demás.

El nuevo Solo Loewe Esencial nace de la inspiración en el diseño minimalista, despojado de lo prescindible y centrado en lo auténtico. Se trata de un Eau de Toilette fresco y metálico, con una marcada personalidad ligera y la esencia de la familia Solo Loewe, construida sobre cuatro acordes armoniosamente dispares: uno especiado contrapuesto a uno aromático, junto a otro fresco metálico que se enfrenta a otro final amaderado. Se trata de extremos opuestos que conviven en un equilibrio armonioso. Así es cómo el hombre se encuentra en un constante equilibrio, sin perder la esencia que lo hace Solo Loewe.

avanti
indietro