¿Qué le pasa a Carla?, ¿Por qué ya no parece la misma de antes? La pregunta lleva meses en el ambiente y esta vez no se refiere a los excesos con el botox o esa extraña expresión facial a la que ya todos nos hemos acostumbrado. La cuestión esta vez va más allá y tiene que ver con una repentina pérdida de glamour.

La mujer que antes enamoraba a estrellas de rock y recorría las mejores pasarelas de mundo, ahora ni se maquilla ni ha adelgazado los 10 kilos que ganó durante su último embarazo,
y parece haber adoptado como uniforme un poncho de punto marrón o cualquier otra prenda ancha y que pueda combinar con unos pantalones discretos. 

Su nuevo estilo
¿Podría estar sufriendo una larga depresión postparto? No, si hacemos caso a los analistas políticos que han encontrado en la campaña electoral la respuesta al último enigma Bruni. Con todas las encuestas en contra y una alarmante pérdida de popularidad, Nicolas Sarkozy y sus asesores habrían optado por ofrecer una imagen más cercana y familiar frente a aquellos que le acusaban de ser un arrogante con aires de un nuevo rico.

Todo empezó en enero. Bruni había sido madre tres meses antes y su marido no había anunciado aún de manera oficial que se iba a presentar a la reelección, pero ella entró en escena: «si me necesita, estaré allí», dijo. Y no solo eso, a medida que la entrevista con el periódico Le Parisien avanzaba, ella se fue animando y habló incluso de la posibilidad de intervenir en los mítines. «Participaré tanto como me sea posible», aseguró, y elogió políticamente a su marido: «Le veo cada vez más sólido». Lo que contrastaba con la imagen de esa Carla Bruni que llegó al Elíseo coqueteando con la izquierda y que supuestamente iba a abrir las miras de Sarkozy, presentarle gente de su entorno, etc.

A mediados de febrero, se inicia la campaña y la exmodelo y cantante anuncia que aplaza el programa de televisión que tenía previsto presentar y aparece en la portada de una revista. ¿Una más? No, no exactamente. Esta vez no es una cabecera de alta gama ni dedicada a la moda, tampoco hay detrás una producción espectacular en uno de los salones de palacio con ella vistiendo un traje de alta costura.

Carla Bruni, en las fotos, está descalza y con su nuevo uniforme: pantalón negro y jersey amplio, sobre un sofá y con el mando a distancia en la mano. Se trata de una popular revista de televisión y ella, además de ofrecer su imagen más casera, habla de lo que le gusta ver en la pequeña pantalla con su hija de cuatro meses. Nadie esperaba algo semejante.

Exposición mediática
Desde ese momento, se han sucedido las entrevistas y las declaraciones, no siempre acertadas. O rara vez acertadas. Algunos medios franceses incluso han preparado un ranking con sus diez ‘declaraciones más estúpidas’. Como cuando le preguntaron si algo de lo que ha hecho Sarkozy como presidente le parecía mal y ella respondió que todo había sido acertado, aunque también reconoció que en realidad no conocía muy bien el tema. O cuando afirmó: «Soy de cultura italiana y no me gustaría divorciarme. Soy la primera dama hasta el final del mandato y su esposa hasta la muerte».

Unas palabras preciosas, sin duda, si no fuera porque las estaba pronunciando la misma mujer que en 2007 había declarado aburrirse muchísimo con la monogamia.
Algunas de sus afirmaciones han ido más allá de la frivolidad o de la falta de consistencia y han puesto de manifiesto algo mucho más preocupante para una primera dama que aspira a ofrecer una imagen cercana, real y familiar.

La exmodelo, por ejemplo, se ha comparado con la extravagante Lady Gaga, y nadie ha entendido muy bien por qué. O, en un alarde de populismo, ha asegurado que de vez en cuando se pone una peluca y se da un viajecito en metro, como una moderna María Antonieta que para escapar del aburrimiento de palacio se dedica a hacer turismo por la dura vida de los demás. 

También ha habido actos privados. Lástima que hayan trascendido a la prensa y con la mayor crueldad posible. Cuando Carla Bruni decidió reunir a 30 mujeres poderosas, por derecho propio o por matrimonio, el periódico ‘Le Monde’ filtró la noticia de forma caricaturesca y presentándolo como una de esas reuniones pijas para vender Tupperwares en lugar de como un acto para conseguir votos. Encima, Sarkozy no pudo presentarse como había dicho y la primera dama tampoco mandó después por correo electrónico el argumentario para defenderse de los planteamientos de la izquierda que le prometió a sus invitadas.

Vuelve su exmujer
Y en esto, apareció Cecilia. O, bueno, si no tanto, su fantasma, que parece no dejar ni a sol ni a sombra a su ex, Sarkozy. Una biografía autorizada del presidente que acaba de publicarse la presenta como la culpable de todos los males. Además de «casquivana, fría y brutal», la exmujer de Sarkozy y madre de uno de sus hijos sería también la responsable de esa imagen supuestamente falsa del político como un hombre aficionado a todos los lujos imaginables frente a su nueva vida con Carla mucho más austera.

Pero una vez más la realidad vino a desmentir la estrategia. Pocos días después, en un acto de campaña, a Sarkozy estuvieron a punto de robarle el reloj, un carísimo Patek Philippe 5140 G de oro blanco, valorado en 55.000 euros. ¿Un viejo recuerdo de los tiempos con Cecilia? No, un regalo que le hizo Carla durante la luna de miel. 

Ahora, con los resultados de las elecciones francesas en la mano y la victoria de Hollande, ya sabemos que Bruni tendrá que dejar el Elíseo, que ocupará Valerie Trieweiler. Mientras tanto, Sarkozy ya había declarado semanas antes de las elecciones que, si perdía, tampoco era para tanto porque así podría ir a buscar a su hija Giulia al colegio. Sería una bonita foto: el expresidente y la exmodelo con el carrito en la puerta de la guardería, aunque ni aún así conseguirán convertirse en la familia normal que en los últimos meses han querido aparentar ante el pueblo.

profile

Mujer hoy

HoyCorazón

María José Campanario sale en defensa de Andreita https://t.co/4hkUW5DzlD Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Las imágenes de una adolescente @Edurnity sobre el escenario https://t.co/2PSwY8k9m5 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Esto contó Ana Obregón sobre su vida amorosa en su paso por #Allyouneed8 https://t.co/49FEX42iZG Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Si eres un entendido del vino, esto te interesa https://t.co/9GvSOn0Li2 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Dalí será exhumado https://t.co/RRqpFDXT1h Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Kiko Matamoros, entre los morosos de Hacienda https://t.co/ktGrjmDyM4 Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¿Es Elle Macpherson la nueva conquista de Brad Pitt? https://t.co/VEjH0Hvgvt Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Edmundo roto al conocer la isquemia de María Teresa Campos https://t.co/U0PcUvV4lx Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

Kiko Rivera se encara con una fan de su madre en su último concierto https://t.co/b800eDp5jX Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito

¡Momentazo! Kiko le pidió matrimonio a Gloria Camila en directo y ella dijo... https://t.co/XkfJ5R18AD Hace más de 1 día · responder · retweet · favorito