Chris Hemsworth: "No quiero que Elsa se aburra de mí"

  • Convertido en una de las estrellas más cotizadas de Hollywood, el marido de Elsa Pataky, Chris Hemsworth, habla de su nueva película, ‘Rush’, y de cómo le ha cambiado la vida desde la llegada al mundo de su hija, India Rose.

 Hace apenas cuatro años, Chris Hemsworth era un actor en paro recién llegado a Hollywood desde su Australia natal. Ahora, es una de las estrellas más solicitadas de la gran pantalla. Se lo debe todo a Thor, el superhéroe de Marvel al que interpreta en su propia franquicia y en Los vengadores. Pero eso no es lo único que ha cambiado en su vida. En 2010, su agente le presentaba a Elsa Pataky. Solo tres meses después, la pareja se casaba por sorpresa en Indonesia y en mayo de 2012, se convertían en padres por primera vez de una niña llamada India Rose. En persona, Hemsworth es tan alto y atlético como dicen las fotos. Puede que un poco más. Pero el actor australiano es, además, risueño, simpático y tiene sentido del humor. Conversamos con él en Los Ángeles sobre su última película, Rush –en la que da vida al piloto de Fórmula 1 James Hunt–, su nueva rutina desde que es padre y sobre la reacción de Elsa cuando supo que tendría que rodar un desnudo…

 

Hoy Corazón. ¿Conocía la historia de Niki Lauda y James Hunt?

Chris Hemsworth. No sabía casi nada sobre Fórmula 1, pero cuando leí el guión me fascinó la rivalidad entre ellos. Además, en aquella época, morían tres o cuatro pilotos al año. Te planteas: ¿por qué se dedicaría alguien a eso? Y creo que había dos formas de afrontarlo: Lauda se concentraba mucho en la carrera; Hunt era más visceral, le movía la adrenalina.

 

H.C. ¿Y qué personalidad se parece más a la suya?

C.H. La de Hunt, sin duda. Tengo la misma incapacidad para estar quieto, quizá porque mi mayor temor siempre ha sido aburrirme en mi trabajo.

 

H.C. A Hunt le gustaba ganar, pero también disfrutar de la vida y de la fama. ¿Es fácil encontrar ese equilibrio?

C.H. Este es un negocio de extremos. Trabajas sin parar durante seis meses seguidos, pero luego tienes tiempo para relajarte y tirarte en la piscina con una cerveza o una margarita. Siempre he tenido claro que, además de trabajar, quería disfrutar y he sabido cómo hacerlo. De otro modo, ¿qué voy a hacer?, ¿relajarme dentro de diez años? Es cuestión de buscar el equilibrio.

H.C. ¿Qué frase de Hunt se le ha quedado grabada?

C.H. "Más poderoso que el miedo a morir es el deseo por ganar". Me parece interesante reflexionar sobre por qué hacemos lo que hacemos.

 

H.C. ¿Y usted por qué actúa?

C.H. Para empezar, porque nunca te aburres. Pero, sobre todo, porque amo la interpretación. Y luego, me encanta que el público disfrute. Mentiría si dijera que no me importa que nadie vea mis películas. Tienes que estar orgulloso de lo que haces. Lo sé porque yo, a veces, no lo he estado…

 

H.C. Hunt también era un playboy. ¿Le divirtió interpretar esa faceta?

C.H. Claro, porque su mundo es completamente diferente al mío (risas). Mi vida es mucho más tranquila. Él no seguía las reglas, vivía como quería. Yo formo parte de un negocio en el que tienes que censurarte continuamente, estar atento a lo que dices y lo que haces, y por eso pensaba: «Me encantaría ser así de vez en cuando». Y no hablo de las mujeres, sino del hecho de poder decir y hacer lo que te dé la gana en cada momento.

 

H.C. ¿Y usted nunca ha sido un Don Juan?  No sé, quizá con 16 años…

C.H. Tengo que tener cuidado con esto… (risas) ¡Mi mujer es la única con la que he estado! (carcajadas). La verdad es que nunca fui tan playboy como él. Hunt estaba a otro nivel. Pero en Australia tuve un periodo en el que nadie me observaba y eso me permitió cometer algunos errores, y tener altibajos sin que eso tuviera ninguna consecuencia. Si, en cambio, hubiera empezado a trabajar en Hollywood, hubiese estado mucho más expuesto.

 

H.C.  Por cierto, ¿le gustan los coches?

C.H. Mi padre solía montar en moto antes de que yo naciera, así que crecí en ese ambiente. Pero tampoco he sido fan de los coches, siempre me interesó más el surf. A Elsa le encantan las motos. Es mucho más yonki de la adrenalina que yo.

 

H.C. ¿Y le suele llevar a algún sitio?

C.H. No. Ir de paquete en la moto con ella sería muy vergonzoso, ¿no crees? (risas). Esa sería una gran foto, pero me temo que no me haría ningún favor (risas).

 

H.C. ¿Qué clase de conductor es: temerario o prudente?

C.H. Prudente, sobre todo, cuando la niña está en el coche. Ella ha cambiado mi forma de conducir. Y cuando es Elsa la que conduce, suelo decirle: "Vete más despacio" o "Cuidado, está rojo". Ella me mira y me dice: "¡Cállate! ¿Desde cuándo eres profesor de autoescuela?" (risas).

 

H.C. Tras interpretar a Thor, tuvo que adelgazar mucho para este papel. ¿Fue duro?

C.H. Sí, fue doloroso. Pasé de levantar pesas e hincharme a proteínas, a correr mucho y comer poco. Elsa estaba embarazada y me decía: "¡Estás de peor humor que yo!".

 

H.C. Por cierto, en la película hay una escena de desnudo. ¿Le dio pudor rodarla?

C.H. Me dio mucho más miedo que las escenas de carreras. No lo había hecho nunca y cuando llegó el momento, y me dijeron que me quitara la ropa, pensé: «¡Dios mío! ¡Está ocurriendo de verdad!». Fue incómodo.

 

H.C. ¿Y qué dijo Elsa cuando la vio?

C.H. Se tapó los ojos (risas). Cuando leyó el guión, me dijo: «¡Ah! ¡No me habías contado esto!». Aunque ella también es actriz y lo entiende, eso no lo hace más fácil. Siempre es incómodo ver a tu pareja en ese tipo de escenas…

H.C. ¿En serio?

C.H. Sí, claro. Puedes racionalizarlo y decir: "Es solo trabajo", pero sigue siendo incómodo. Recuerdo que Elsa me preguntó: "¿Cuándo te toca rodar esas escenas?". Yo le dije que era hacia el final del rodaje. Unos días después, mencioné una de esas escenas y ella me dijo: "¿La has rodado ya? ¿A que fue el pasado miércoles?". Yo le contesté que sí. "¡Lo sabía, lo sabía! Te pregunté qué tal el trabajo y me dijiste: ‘Ya sabes, un día aburrido’…" (carcajadas).

 

H.C. Elsa está trabajando menos desde que es madre. ¿Cómo se organizan ahora?

C.H. Sí, es cierto, probablemente es culpa mía. Pero ella ha hecho más películas que yo, así que había que compensarlo (risas). Ella está disfrutando mucho de poder estar en casa con India y elegir lo que quiere hacer, en vez de presentarse a cualquier casting porque tienes que pagar el alquiler. Los dos empezamos así y sabemos lo que es. De todos modos, ahora está muy ocupada porque quiere rodar un documental.

 

H.C. ¿Le gustaría hacer una película con ella algún día?

C.H. Sí, claro. Si hubiera un proyecto adecuado para los dos, ¿por qué no? Pero tampoco quiero que se aburra de mí (risas).

 

H.C. Aparte de sus hábitos al volante, ¿qué más ha cambiado desde que es padre?

C.H. Ahora paso mucho más tiempo en casa. Cuando no estoy trabajando, estoy con ellas y es maravilloso porque lo pone todo en perspectiva. Dejas de estar pendiente de tu propio ego, de tus necesidades y de ese monólogo interno que todos tenemos, y te das cuenta de que lo que realmente importa es ella. Todas las pequeñas cosas que antes solían estresarme, ahora, son irrelevantes.

 

H.C. ¿Ha cambiado también su forma de enfocar su carrera?

C.H. Bueno, ahora deseo triunfar por razones diferentes. Quiero ofrecerles a Elsa y a la niña las mejores oportunidades, pero sigo amando mi trabajo tanto como antes.

 

H.C. ¿Cómo quiere que le vea India Rose cuando sea más mayor?

C.H. Todos queremos ser una inspiración para nuestros hijos. Pienso en mis padres y en la libertad que nos dieron a mis hermanos y a mí cuando éramos niños. Nada estaba fuera de nuestro alcance porque nos daban mucha confianza. Y yo espero poder darle eso a mi hija y que se sienta segura.

 

H.C. ¿Seguirán viviendo en Los Ángeles o tienen planes de mudanza?

C.H. Vivimos en Londres un año y medio porque yo rodé allí tres películas seguidas, pero Los Ángeles sigue siendo el lugar donde cambiamos la ropa de verano por la de invierno y despegamos de nuevo. Es una buena base de operaciones, porque está a mitad de camino entre España y Australia.

 

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon!

profile

Mujer hoy

HoyCorazón

Sara Carbonero descubre su nuevo tatuaje http://t.co/WDnLNwuvvh Hace 14 horas · responder · retweet · favorito

Comienza el juicio por el accidente sufrido por Ana Torroja y Esther Arroyo en 2008 http://t.co/4LuOmtVRKL Hace 15 horas · responder · retweet · favorito

Vanesa Romero: "Estoy abierta al amor" http://t.co/TmyUNn0HyM Hace 17 horas · responder · retweet · favorito

Así fue el primer discurso de don Felipe en los Premios Príncipe de Asturias, en 1981 http://t.co/BpebAgFxHS Hace 18 horas · responder · retweet · favorito

El polémico vestido de Paula Echevarría en @El_Hormiguero http://t.co/ruIAjxLZqq vía @mujerhoy Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Moisés, el hijo que Oscar de la Renta rescató del contenedor http://t.co/5I0zDpO6Kb Hace 1 día · responder · retweet · favorito

La boda sorpresa de Elia GAlera e Iván Sánchez http://t.co/h05nG6Qvlh Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Nieves Álvarez guarda silencio sobre su presunta crisis matrimonial http://t.co/kMpXArwAcf Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Isabel Pantoja paga parte de la multa y pide que se suspenda su entrada en prisión http://t.co/txG47H75O7 Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Eduardo Noriega nos habla de su faceta como papá http://t.co/kiAQy057LX Hace 1 día · responder · retweet · favorito