Robin Gibb, uno de los emblemáticos cantantes de los 'Bee Gees', falleció este domingo 20 de mayo a los 62 años de edad tras no poder superar un cáncer de colon e hígado. La música disco vuelve a teñirse de luto tras la muerte de Donna Summer sólo dos días antes. Robin Gibb, uno de los míticos 'Bee Gees', falleció este domingo a los 62 años de edad debido a una neumonía. El músico sufría un cáncer de colon e hígado y estaba hospitalizado en Londres.

Robin era uno de los tres miembros fundadores de los 'Bee Gees', el exitoso grupo británico que con 'Fiebre del Sábado Noche' convirtió la música disco en un fenómeno mundial en los años 70.

El gemelo de Robin, Maurice, que tuvo problemas de alcoholismo, falleció a los 53 años en 2003 de una oclusión intestinal. Aunque no formaba parte del trío, el hermano menor, Andy, que hizo carrera en solitario, murió también, con sólo 30 años, de un problema cardiaco derivado de una adicción a la cocaína. 

Tras su muerte, el mayor de los tres hermanos, Barry, de 65 años, queda como último superviviente de uno de los grupos que ha vendido más discos de la historia, unos 200 millones durante toda su carrera.

El imberbe cantante, con voz de falsete e inconfundibles gafas de cristales tintados, nos deja para siempre después de canciones tan recordadas como 'Stayin' alive' o 'More than a woman'.

"A veces me pregunto si todas las tragedias que ha sufrido mi familia es como un precio kármico que estamos pagando por toda la fama y fortuna que tuvimos", dijo Robin en marzo al diario 'The Sun'.

Nacido el 22 de diciembre de 1949 en la Isla de Man (Reino Unido), Robin Gibb emigró con nueve años a Australia con su familia. Alentados por su padre, que dirigió un grupo musical, los hermanos formaron un conjunto juvenil que un disc jockey local sugirió rebautizar como los 'Bee Gees' (B de Brothers (hermanos) y G de Gibb) después de que alcanzaran cierta popularidad.

Su despegue, sin embargo, no se produjo hasta que en 1966 regresaron al Reino Unido, donde 'New York Mining Disaster 1941', el primer sencillo de su primer álbum 'Bee Gees' 1st', ingresó en el 'Top 20' de las listas de éxitos.

Siguieron rápidamente 'Holiday', 'To Love Somebody', que Barry y Robin escribieron para Otis Reading, y poco después 'Massachussets', con la que alcanzaron por primera vez el número uno del 'hit parade' británico.

Tras una breve separación, los hermanos Gibb volvieron a saborear el éxito con 'How Can You Mend a Broken Heart?' en 1971.

Pero el encumbramiento definitivo llegó en 1977 gracias a la banda sonora de 'Saturday Night Fever' (Fiebre del sábado noche) -la película que también lanzó al actor John Travolta- y especialmente a sus dos temas más bailongos, 'Stayin' Alive' y 'Night Fever'.

El álbum, la banda sonora más vendida de todos los tiempos con 40 millones de copias, inauguró la edad dorada de la música disco y lleva a los 'Bee Gees', con sus agudas voces, sus pantalones ajustados, sus camisas abiertas y sus medallones, al estrellato. Siguieron cinco premios Grammy.

Sin embargo, nunca volvieron a cosechar el mismo éxito, y aunque escribieron numerosas canciones para otros artistas como Frankie Valli, Diana Ross o Barbra Streisand, a partir de entonces su carrera inició un lento declive, con excepción de un repunte a finales de los 80 con sus álbumes 'E.S.P' y 'One'.

El trío permaneció activo hasta la muerte de Maurice, tras la cual Robin y Barry renunciaron definitivamente al nombre de 'Bee Gees'.

Además de seguir cantando en solitario, Robin se convirtió en uno de los paladines de la lucha contra la piratería informática y los derechos de autor.

Pero a finales de 2010, durante una operación, los médicos le descubrieron un tumor y le diagnosticaron el cáncer.

Pocas semanas después de haber asegurado que se recuperaba de manera "espectacular", una neumonía le impidió asistir el 10 de abril pasado al estreno de 'Titanic Requiem', una obra clásica que había escrito con el menor de sus tres hijos, Robin-John, coincidiendo con el centenario del naufragio.

Desde que ingresó en el hospital estuvo rodeado de su esposa Dwina y de otros familiares y amigos que le tocaron música y le cantaron en un último intento por devolverle a la vida. Al final, nos queda su música.

Publicidad
profile

Mujer hoy

HoyCorazón

Así de claro habla @pacoleonbarrios en @xlsemanal: "Nadie me ha llamado nunca ordinario a la cara" http://t.co/WV9OLgyS7x Hace 9 horas · responder · retweet · favorito

En la portada de esta semana, El Tato en una entrevista mano a mano con Juan José Padilla http://t.co/WXEK6whfzp Hace 12 horas · responder · retweet · favorito

Muere Gabriel García Márquez http://t.co/Dc3wZxbq2C Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Martín Casillas Carbonero también celebra el triunfo del Real Madrid http://t.co/xkHtiZtZbM Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Los seis siglos de tradición del Toisón de Oro http://t.co/zw7teOBEka Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Familiares y amigos dan el último adiós a 'Junior' http://t.co/UKkaaTVO9C Hace 1 día · responder · retweet · favorito

La sorprendente declaración de @kateupton sobre sus pechos http://t.co/EI6YJLmmrT Hace 2 días · responder · retweet · favorito

La pelea en la que a @3gerardpique le partieron la boca http://t.co/SB0DO0zY3F Hace 2 días · responder · retweet · favorito

A punto de comenzar, estas WAGs vivirán por primera vez una #FinaldeCopa @realmadrid @fcbarcelona_es http://t.co/DIEws2VR1g Hace 2 días · responder · retweet · favorito

¿Qué le ha pasado a Hiba Abouk en las piernas?Mira los moratones de sus glúteos... http://t.co/sUfZfMf07H Hace 2 días · responder · retweet · favorito

Publicidad
Publicidad