Isabel Preysler: "Yo no puedo decir que lo estoy pasando muy mal"

  • Aclara y zanja la polémica del titular que tanto ha dado que hablar. Las palabras de Isabel Preysler han sido sacadas de contexto y por eso se ha armado este revuelo.

Isabel Preysler ha sufrido lo que considera una burda manipulación de sus palabras en el contexto de una entrevista realizada por una reportera que se presentó como perteneciente al programa de reportajes que emite Cuatro, Callejeros.

Le preguntó sobre la marcha, durante la entrega de unos premios, cómo veía la crisis en el mundo de la moda y si ella era consciente de lo que estaba pasando en la calle. Isabel contestó, según me cuenta, que claro que se notaba la crisis en el mundo de la moda, como en todo, y que ella era muy consciente de lo que ocurría en la calle porque lo vivía muy de cerca con gente muy allegada.

Estaba presente en la corta entrevista su hija Ana Boyer, quien al igual que ella quedó sorprendida al ver los titulares de diversos medios informativos al referir como suya la frase: "En casa también lo estamos pasando muy mal".

Isabel Preysler
Según está el país sería ridículo que dijera algo así, con intención en ese sentido, cuando sé y soy consciente de que lo mío es una situación de privilegio frente a los casos que conozco y que me tocan muy cercanos. Y podría decir que lo estoy pasando muy mal viendo los casos que veo y atendiendo a las peticiones de ayuda que recibo, pero, por favor, no cabe en ninguna cabeza que pudiera decir algo así, porque sería muy injusta con tanto sufrimiento como existe ahora mismo y yo soy una persona que tengo los pies en la tierra.

Hoy Corazón ¿Quizá se la comprendió mal al decir que sentías la crisis como todo el mundo?
I.P.
Es que es cierto que siento la crisis como todo el mundo. Es evidente. Y sufro cuando me llegan, como digo, peticiones de ayuda por parte de amigas, de gente que trabaja con nosotros y que tienen hijos que no encuentran trabajo. Peticiones de personas que han colaborado con nosotros y que buscan la posibilidad de que les pongamos en contacto con quienes pudieran ofrecerles algo. ¿Cómo voy a ser tan inconsciente de decir que lo estamos pasando muy mal nosotros con lo que siento y veo a mi alrededor. Casos que ponen la piel de gallina y a los que, desgraciadamente, muchas veces no se consigue esa ayuda porque no hay ese puesto de trabajo que necesitan.

H.C. Nunca la había visto tan disgustada…
I.P.
Es que no se puede frivolizar con el dolor. No se puede poner una intención determinada en mis palabras y menos cuando no se han dicho en ese contexto que se pretende. Hay mucho sufrimiento ahora mismo como para que alguien pueda pensar que yo estoy quejándome. Como te he dicho, tengo los pies en la tierra y vivo muy de cerca lo que está pasando, tanto por la información obvia, como por la inmediatez de algunos casos. Por eso me disgusta profundamente que se pueda manipular con tanta frivolidad unas declaraciones con titulares en algunos medios y comentarios en algún programa de televisión en los que daban por bueno algo que yo jamás manifesté y una intencionalidad que solo sería posible en alguien con menos de dos dedos de frente.

H.C. Me comentaba que usted también se ha apretado el cinturón…
I.P.
Como todo el mundo. A ver, la crisis ha alcanzado a todos los estamentos de esta sociedad. Pero es innegable que en mayor medida a unos que a otros. Por eso no se puede tomar a la ligera unas declaraciones que pueden resultar dolorosas e hirientes en un momento así. Yo también me aprieto el cinturón. Eso es innegable. Este es el año en el que menos hemos gastado. Pero es lógico. De eso a quejarme porque lo estamos pasando muy mal sería una irresponsabilidad y una comparación odiosa frente a casos que existen y que todos conocemos verdaderamente dramáticos.

H.C. ¿Por qué cree que se ha titulado así?
I.P.
Tú lo has dicho, porque es un titular perfecto para dar qué hablar. Pero no se debe manipular. Se hace mucho daño. No se puede jugar con temas tan delicados que tanto sufrimiento están provocando.

H.C. Además, no se enteró del revuelo del dichoso titular hasta una semana después.
I.P.
Es cierto. Me encontré la sorpresa al volver de viaje de Filipinas y fue una auténtica bofetada a la inteligencia, porque he sentido vergüenza ajena al leer y ver comentarios que partían de una intencionalidad que nunca había existido.

¡Síguenos en Twitter: @hoy_corazon!

profile

Mujer hoy

HoyCorazón

Sara Carbonero descubre su nuevo tatuaje http://t.co/WDnLNwuvvh Hace 17 horas · responder · retweet · favorito

Comienza el juicio por el accidente sufrido por Ana Torroja y Esther Arroyo en 2008 http://t.co/4LuOmtVRKL Hace 18 horas · responder · retweet · favorito

Vanesa Romero: "Estoy abierta al amor" http://t.co/TmyUNn0HyM Hace 20 horas · responder · retweet · favorito

Así fue el primer discurso de don Felipe en los Premios Príncipe de Asturias, en 1981 http://t.co/BpebAgFxHS Hace 21 horas · responder · retweet · favorito

El polémico vestido de Paula Echevarría en @El_Hormiguero http://t.co/ruIAjxLZqq vía @mujerhoy Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Moisés, el hijo que Oscar de la Renta rescató del contenedor http://t.co/5I0zDpO6Kb Hace 1 día · responder · retweet · favorito

La boda sorpresa de Elia GAlera e Iván Sánchez http://t.co/h05nG6Qvlh Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Nieves Álvarez guarda silencio sobre su presunta crisis matrimonial http://t.co/kMpXArwAcf Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Isabel Pantoja paga parte de la multa y pide que se suspenda su entrada en prisión http://t.co/txG47H75O7 Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Eduardo Noriega nos habla de su faceta como papá http://t.co/kiAQy057LX Hace 1 día · responder · retweet · favorito