Vanessa Lorenzo: "Puyol tiene los mismos valores en la vida real que en el campo"

Vanessa Lorenzo posa para 'Hoy Corazón' en Mallorca Aprovechando un acto pormocional de la modelo Vanessa Loernzo en la capital balear, nos reunimos con ella con el ...

Modelo, diseñadora, actriz y, ahora, empresaria. Aprovechamos un acto en Palma de Mallorca para comprobar cómo late el corazón de Vanessa Lorenzo desde que sale con el culé Carles Puyol.

Un hombre fornido pregunta a la azafata si puede llevarse un par de pulseritas. Son fucsia, muy llamativas, y cree que a dos niñas en particular les van a encantar. El robusto caballero es escolta del príncipe Felipe, que está a punto a hacerse a la mar, y las niñas son las Infantas Leonor y Sofía. Las pulseras llevan escrito Nespresso, patrocinador de la 32 Copa del Rey de Vela, y la escena se produce en el Real Club Náutico de Palma.

Mientras don Felipe regatea en el Aifos, embarcación con la que compite, en la terraza del club espera a 'Hoy Corazón' la modelo -y ahora también empresaria- Vanessa Lorenzo, a punto de degustar un 'brunch'.

Vanessa, tímidamente, se interesa por el Sport Brunch. Quizá sea el que le recomiende a su novio, el futbolista Carles Puyol, porque a ella, practicante de yoga, encaja mejor lo zen. Aunque también hay un brunch Nespresso afrodisíaco. Nunca se sabe lo que puede pasar...

Hoy Corazón: Está ya preparando la cuarta colección como diseñadora. ¿Diseña para un tipo concreto de mujer?
Vanesa Lorenzo
Parto de mi propia referencia para diseñar. La mujer del siglo XXI es muy variable y por eso encuentra en la colección piezas también muy masculinas. Un día nos apetece estar más austeras y, otros, con un punto más rockero. Hago prendas pintadas a mano con mucho color y uniformes de lana fría con patronaje masculino, pero siempre con proporciones femeninas.

H.C. Y esto no es un capricho: se ha preparado para ello estudiando diseño durante tres años.
V.L.
Me parecía fundamental formarme. Hay que entender las herramientas para enfrentarse a un patrón. Yo sabía que la sisa de según qué manera hace que la prenda quede bien, pero supe por qué. La formación es muy importante, porque materializar las ideas no es fácil.

H.C. Cuando comenzó los estudios de diseño de moda, ¿cómo se tomaron sus compañeros tener entre ellos a una 'top'?
V.L.
¡Buf! (risas). Al principio fue un poco raro, pero luego cuando ven que estás ahí como todos, formas parte de un grupo. Me preguntaban muchas cosas… Fueron tres años muy bonitos.

H.C. Y cuando llegaba el momento de los exámenes o de entregar trabajos, ¿cómo se organizaba? ¿Lo entendían las agencias?
V.L.
Tuve que rechazar sesiones de fotos y mis agencias no estaban nada de acuerdo. En épocas de exámenes no podía hacer nada. Y las agencias no me apoyaron mucho. Pero diseño de moda es algo que tienes que tocar, no puedes cursarlo a distancia.

H.C. Ahora es creativa pero también empresaria. ¿No piensa alguna vez: “¿Por qué me metería yo en esto?”.
V.L.
Muchas. Sobre todo, porque la faceta empresarial es la que menos me gusta, pero es imprescindible. Me gustaría tener más horas para diseñar.

H.C. Pero tendrá socios…
V.L.
No, no. Lo hago todo sola.

H.C. Entonces, ¿la mayoría de sus trabajos van destinados a financiar su empresa y sus colecciones?
V.L.
Así es. Y es muy complicado. Sigo muy activa como modelo... ¡Y gracias a Dios, si no, no sé cómo lo haría! Porque, además, una de las cosas que tengo muy clara es la forma de producción.

H.C. Moda bajo el concepto ‘Kilómetro 0’, es decir, usted prefiere hacer las piezas en España.
V.L.
Sí. No solo ya por ética, para dar trabajo en mi país, sino porque para tener un control muy cuidado de las prendas no puedes producir en China. Además, yo trabajo con proveedores que sirven a Marni y Balenciaga. Mi proveedor de pieles está en Igualada y trabaja para Louis Vuitton, Celine y Löewe. En España tenemos unas materias primas y productores brutales, pero hay un complejo de diseño que no ocurre en gastronomía o arquitectura. Tenemos que apostar por lo siguiente: si compramos ropa que tiene un valor real, ¿por qué no apostar por un diseñador español que trabaja con el mismo material?

H.C. Hay días en los que dedica 12 horas diarias a su trabajo como diseñadora. ¿Le queda tiempo para vivir?
V.L.
Llevo casi tres años sin vacaciones. Me he cogido unas semanas este verano, que ha sido visto y no visto. Posicionar una marca es muy complicado y yo tengo energía, pero se agota.

H.C. Es decir, que cuando la vemos en Belice o en Singapur, ha ido a trabajar como modelo.
V.L.
Claro. Y en el avión voy con mi portátil trabajando.

H.C. ¿Y de dónde vieneesa costumbre de poner en todas las fotos su bolso marrón?
V.L.
Se llama travel bag y soy la primera en probar las piezas y las prendas, así que viaja siempre conmigo (risas).

H.C. ¿El corto El ascensor de Romeo es una anécdota o un camino en el que seguir?
V.L.
Antes de decidir estudiar diseño hice acting y dicción en Nueva York. Me lo recomendaron mis representantes. La formación en cualquier cosa que uno quiera desarrollarse es fundamental. Pero luego… Es que no se puede hacer todo. Sí es algo que me gustaría explorar, porque me encanta.

H.C. Supongo que no es lo mismo ir a Nueva York por trabajo o con amigos, que con tu novio. ¿Es bonito enseñarle la ciudad a alguien?
V.L.
Siempre estoy yendo y viniendo. Desde hace muchos años. Es una ciudad que te ofrece tantísimo que la redescubres cuando la muestras a alguien. Está tan viva que no te la terminas nunca. En seis meses las cafeterías cambian, el restaurante de moda es otro…

H.C. ¿Le gustó a Carles el Nueva York de Vanesa Lorenzo?
V.L.
Mucho. Redescubrí muchas cosas de detalles de la vida de barrio, de cosas pequeñas que te pierdes cuando viajas con una profesión como la mía.

H.C. Como poco, Puyol parece buena persona, además de un grandísimo futbolista.
V.L.
(Risas). Lo es, lo es.

H.C. Pero algo más tiene que tener Carles para enamorar a una chica como usted. ¿Cuál es su secrero?
V.L.
¡Ay, esas cosas son muy personales! Los valores que ves en el campo también los tiene en la vida real: fuerza, nobleza, trabajo duro y mucha empatía. Con su equipo y con todo.

H.C. ¿La hace reír?
V.L.
Mucho, es esencial. Los españoles tenemos un buen sentido del humor. También, como españoles, nos encanta comer y comer bien. Ahora queremos probar un japonés de Barcelona que no hemos ido, Koy Shunka, y que creo que es brutal.

H.C. ‘Top model’, empresaria y enamorada. ¿Diría que va camino de cumplir sus sueños?
V.L.
Me considero una persona privilegiada. Pero como nunca me he planteado metas… Es cierto que, al mirar atrás, veo trabajos con fotógrafos como Helmut Newton y Steven Meisel o aparecer en Sports Illustrated y pienso: "¡Caray, pues no está mal!" (risas). Pero es más un proceso con el que te vas encontrando, y creo que es así como mejor salen las cosas. Hay que apostar y trabajar, claro, pero también tener paciencia.

H.C. ¿Es paciente?
V.L.
Soy una agonías, porque creo que tengo que hacer muchísimas cosas al día, pero soy también muy paciente. Prefiero hacer las cosas poco a poco. Creo que así tienen mejor base.

H.C. Empezó jovencísima. ¿Nunca ha pensado en abandonar?
V.L.
El trabajo de modelo es un regalo. Y quien se queje… Y lo que te voy a decir es una barbaridad, pero casi no es un trabajo. Viajar, estar en hoteles, conocer gente… Trabajar es otra cosa.

H.C. Ahora que también es diseñadora, ¿trata de cambiarle a su chico la forma de vestir?
V.L.
¡No puedo evitarlo! Diseño y sigo en la moda, porque la estética en general me encanta. A tu pareja, tus amigos, tu familia… Siempre me meto en los estilismos de la gente. Aunque al final uno tiene su personalidad y se expresa a través de lo que uno se pone.

H.C. ¿Cuál es para usted el fin de semana perfecto?
V.L.
Dormir y descansar. Un fin de semana perfecto es poder leer y ver una peli. Y si es acompañada mejor. Las cosas compartidas son siempre mejores.

H.C. ¿Cree en el amor para toda la vida?
V.L.
Soy clásica y sí. Al menos, es lo que una desea.

H.C. ¿Cuánto tarda en saber si está junto al hombre de su vida?
V.L.
Soy una persona de intuiciones y dejo las cosas fluir. Y vivo el presente. Disfruto de ello y si van bien, ¿para qué estar proyectando y pensando qué pasará?

H.C. ¿Está entre sus próximos proyectos ser madre?
V.L.
Me encantaría. Es uno de los proyectos más importantes de la vida. Quizá lo más importante. En casa somos tres hermanos, así que tendría más de uno. Si pudiera, claro, que eso nunca se sabe.

¡Sïguenos en Twitter: @hoy_corazon!

profile

Mujer hoy

HoyCorazón

Sara Carbonero descubre su nuevo tatuaje http://t.co/WDnLNwuvvh Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Comienza el juicio por el accidente sufrido por Ana Torroja y Esther Arroyo en 2008 http://t.co/4LuOmtVRKL Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Vanesa Romero: "Estoy abierta al amor" http://t.co/TmyUNn0HyM Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Así fue el primer discurso de don Felipe en los Premios Príncipe de Asturias, en 1981 http://t.co/BpebAgFxHS Hace 1 día · responder · retweet · favorito

El polémico vestido de Paula Echevarría en @El_Hormiguero http://t.co/ruIAjxLZqq vía @mujerhoy Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Moisés, el hijo que Oscar de la Renta rescató del contenedor http://t.co/5I0zDpO6Kb Hace 1 día · responder · retweet · favorito

La boda sorpresa de Elia GAlera e Iván Sánchez http://t.co/h05nG6Qvlh Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Nieves Álvarez guarda silencio sobre su presunta crisis matrimonial http://t.co/kMpXArwAcf Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Isabel Pantoja paga parte de la multa y pide que se suspenda su entrada en prisión http://t.co/txG47H75O7 Hace 1 día · responder · retweet · favorito

Eduardo Noriega nos habla de su faceta como papá http://t.co/kiAQy057LX Hace 1 día · responder · retweet · favorito